Los argentinos, entre los mayores consumidores de agua con gas

Nuestro país lidera un ranking mundial que preocupa, al estar en el primer puesto de ingesta de gaseosas, con un promedio anual de 131 litros por persona, según un estudio reciente presentado por la consultora especializada en consumos Euromonitor Internacional. Sin embargo, la contra cara de la moneda es que también encabeza un ranking mucho más prometedor: en toda la Región, los argentinos son los que ingieren la mayor cantidad de agua con gas -47 litros por año-, mientras que a nivel global ocupan la sexta posición.

Los nuevos datos fueron provistos por la empresa SodaStream, que ofrece equipos para preparar la soda en el propio hogar para ayudar al medioambiente al no desechar botellas plásticas y para fomentar una disminución en el consumo de bebidas azucaradas. En 45 países, 24 millones de usuarios ya lograron bajar la ingesta de gaseosas y beber hasta un 43% más de agua.

Alrededor del mundo, las personas son cada vez más conscientes de la importancia de cuidar la alimentación para tener una mejor calidad de vida presente y futura. En ese contexto, la necesidad de consumir menos azúcar es prioritaria.

“Queremos acompañar a todos los argentinos en el desafío de liderar juntos un ranking que nos enorgullezca, como es el del consumo de agua y soda, en lugar de uno que nos avergüenza porque atenta contra nuestra salud, que es el caso de la ingesta de gaseosas”, destaca Javier Calandrelli, Country Manager de SodaStream.

Alemania, Austria, Hungría, Suiza e Italia están en los primeros lugares de la lista de consumo de agua gasificada, con una ingesta promedio que va de los 53 a los 146 litros anuales por persona en el caso de los alemanes, en el marco de una tendencia mundial que propone diversas alternativas para reemplazar las gaseosas y otros refrescos con azúcar por aguas, tés y jugos naturales.