La Policía halló los cuerpos de las dos personas desaparecidas en el Río Paraguay

Tras varias horas de búsqueda, la Policía halló los cuerpos de los dos pescadores que habían desaparecidos el sábado en aguas del Río Paraguay, tras volcar el bote que ocupaban.

Minutos antes de las 22 horas del sábado último, personal de la Subcomisaria del barrio Bernardino Rivadavia tomó conocimiento a través del 911 sobre el vuelco de una pequeña embarcación en aguas del Río Paraguay, en la zona conocida como Doña Lola.

En forma inmediata concurrieron al sitio en compañía de efectivos de la Zona 1 del Comando Radioeléctrico y del Grupo Especial de Rescate (GER) del Cuerpo de Bomberos.
Una vez en el lugar, dialogaron con dos hombres mayores de edad, quienes expresaron que alrededor de las 21 horas, junto a otros dos amigos más.

Ellos abordaron un bote con intenciones de dirigirse en inmediaciones al lugar conocido como “Isla 9” para pescar, surcando el Río Paraguay a remo y al navegar unos 400 metros río abajo, en un momento dado el bote se dio vuelta (fenómeno denominado vuelta de campana), y todos cayeron al agua.

Luego sólo dos legaron hasta la orilla y los otros desaparecieron, razón por la cual se puso en conocimiento de la situación al personal de la Prefectura Naval-Puerto Formosa y junto a los efectivos del GER comenzaron la búsqueda de los dos hombres, tarea que demandó horas de intenso trabajo, tanto por agua como por tierra, con la esperanza de poder hallar con vida a los pescadores.

En ese sentido, alrededor de las 8:30 horas de la mañana de ayer (lunes), cuando efectivos del Grupo Especial de Rescate del Cuerpo de Bomberos junto a los efectivos de Prefectura, hallaron los cuerpos de los dos hombres en cercanías de la desembocadura del Riacho de Oro, con el Río Paraguay.

El caso se informó al juez de turno, quien dispuso el levantamiento de los cuerpos de quienes en vida fueran Oscar Gómez y Juan Campuzano, siendo trasladados hasta la morgue del Poder Judicial para las autopsias y luego entregados a familiares para los velatorios e inhumaciones.