La Justicia determinó que el suegro de Rocío Guirao Díaz murió en un accidente automovilístico

La fiscal Mariana Prunotto descartó que haya sido un hecho de inseguridad, como sostenía la familia de Juan Alberto Paladini. El hijo del empresario realizó una dura crítica en Twitter sobre la investigación

El empresario Juan Alberto Paladini murió el 13 de septiembre de 2014 en un confuso episodio mientras manejaba por la autopista Circunvalación. Las primeras pericias indicaron que se trataba de un siniestro vial, pero Rocío Guirao Díaz denunció que su suegro había sido víctima de la inseguridad y que el vehículo había recibido un ladrillazo en el parabrisas, entre otros golpes.

Luego de casi dos años, la fiscal Mariana Prunotto determinó que no encontraron indicios de que hayan participado terceros en el accidente, informó el sitio de noticiasRosario3.com. En referencia a los tres impactos que tenía el vehículo, explicó que los informes técnicos indicaron que “el golpe externo es uno pequeño que difícilmente haga perder el control del auto”. Mientras que los otros dos impactos “son internos y compatibles con las lesiones del cuerpo”.

Asimismo, manifestó que “las condiciones climáticas (ese día había llovido), la falta del cinturón de seguridad y su conducción” fueron los factores que influyeron en la muerte de Paladini. Para llegar a esta conclusión, se basó en pericias de Gendarmería, la Policía y la Universidad Nacional de Rosario, así como en los registros de los llamados al 911 que se realizaron el día del siniestro.

Nicolás, el hijo de Juan Alberto, declaró el año pasado en Intrusos que hubo irregularidades en la investigación desde el comienzo. “El informe de la Policía dice que los impactos provenían de adentro, que fueron causados por el cuerpo, cuando es totalmente imposible porque se puede ver en las imágenes que la trompa del vehículo no tienen ningún impacto. La fuerza fue hacia el costado, hacia el lado de la puerta del conductor, que es por donde lamentablemente sale despedido. Se le desabrocha el cinturón de seguridad porque el guardarrail que entra por la puerta del acompañante rompe la consola y los broches del cinturón”, declaró en el ciclo de espectáculos.

Tras darse a conocer la determinación de la Justicia, el esposo de Rocío Guirao Díaz criticó duramente a Prunotto, a quien calificó de “inepta” en su cuenta oficial de Twitter. “Es inaudito cómo la fiscal sale a decir el mismo día del hecho que fue un accidente y libera el auto sin hacerle pericias y después tarda dos años en completar los informes en donde establecen la mayoría de ellos, que fue un hecho delictivo y que muchas pruebas sobre el vidrio no se pueden realizar porque no se preservaron las pruebas. Entonces yo me pregunto… ¿quién tenía que preservar las pruebas?, ¿quién tenía que investigar y se terminó yendo a su casa en vez de vallar el lugar y secuestrar el auto? Por supuesto que para la fiscalía es mucho más cómodo resolver que no pasó nada”, declaró en la red social.