La gestión Macri certificó que Formosa canceló su deuda con el estado nacional

“No era una operatoria común y la provincia estaba facultada a un asesoramiento”, dijo el subsecretario Antinori

“La certificación de que la provincia de Formosa ha cancelado su deuda fue emitida por la actual gestión nacional del presidente (Mauricio) Macri. Fueron los que emitieron un informe donde refrendan que la provincia contable y financieramente ha cancelado su deuda con el estado nacional”, afirmó el Subsecretario de Haciendas y Finanzas,  Miguel Antinori.

Así lo destacó en el marco de exponer algunos detalles del proceso de re-estructuración de la deuda provincial, afirmando que “fue una operatoria en conjunto entre la provincia y el estado nacional iniciada en el año 2009 y finalizó en el 2010 dentro de un proceso que no fue sencillo”.

“Se apunto básicamente a solucionar prácticamente la totalidad de la deuda de la provincia con  su acreedor que era el estado nacional, que es quien hoy sigue concentrando la mayoría de las deudas de los estados provinciales”, indicó, añadiendo que “lo que hizo Formosa fue ofrecer una propuesta que se fue re-diseñándola y como señale antes cerró en marco del 2010 con un convenio con el estado nacional”.

Indicó que “se trató de una operatoria que podríamos dividir en dos aristas que distinguen cómo se llegó a este proceso”. Explicó primeramente que “la deuda de la provincia que a ese momento, abril de 2010 estaba en el orden de los 3400 millones de pesos, cifra que se transformó en dólar al tipo de cambio de ese momento y ese importe en moneda estadounidense quedó en 874 millones de dólares”, agregando que “esa deuda fue reprogramada a 30 años, esto significa que se llevaba la deuda al 30 de abril del año 2040”.

Amplió diciendo que “en el año 2010 Nación lanza un bono  de deuda bajo el nombre de Bono de la Nación Argentina en dólares estadounidenses por la cifra de U$s80 millones. La provincia de Formosa valiéndose de sus reservas acumuladas compra este bono, y de este modo se transformó en acreedor de la nación”.

“Este título en dólares –continuo diciendo- tiene un plazo único de vencimiento en cuanto a su amortización del estado nacional que también es del 30 de abril del año 2040, fecha de vencimiento de la deuda reprograma por Formosa. Este bono genera en dólares una tasa de mercado, esto hace que Formosa al cobrar este bono se haría con una cifra de 1593 millones de dólares, monto equivalente a la deuda que mantenía la provincia con Nación, esto significa que la provincia no se queda con el bono, sino que cederá el mismo al estado nacional como pago de esa obligación de la deuda de la provincia”.

Dijo el subsecretario que “esta es la ingeniería  por la cual Formosa canceló integralmente con el estado nacional su obligación, que al momento de esta operatoria representaba el 91% de su deuda aproximadamente”.

Fue categórico al insistir en que “de esta manera se cancela la deuda, y no como algún dirigente opositor dijera que la pateamos para adelante”, añadiendo que “esto obviamente trajo aparejado una serie de beneficios para la provincia, ya que al salir de la propuesta alternativa ofrecida le significo un ahorro de unos 12 mil millones de pesos a las arcas del estado provincial, o sea unos 3000 millones de dólares al cambio de ese momento. Salta a la vista el impacto favorable para esta y futuras generaciones de formoseños este mecanismo de desendeudamiento”.

Por otro lado, Antinori significo que “la provincia recupero los porcentajes de coparticipación que estaban afectados por garantía de pago a la nación producto de las sucesivas refinanciaciones que se llevaban adelante hasta ese momento. Insisto, resulta más que gráfico que esta operatoria marca un hito en la historia económica de la provincia a partir de que promueve lo que entendemos es la independencia económica al poder disponerse en forma autónoma de sus recursos, lo que significo potenciar el modelo de desarrollo formoseño”.

 

Facultado para un asesoramiento

 

Consultado el porqué se judicializó la operatoria, tras aclarar que era respetuoso de la justicia, aludió a la estrategia de la dirigencia política de “una oposición que decía que teníamos una deuda fuertísima que nos impedía desarrollarnos, pero sin advertir que desde ese momento de lograr aquel acuerdo comenzamos a recuperamos”.

“Que dice la oposición hoy, que los recursos coparticipables nos envía la nación, con una caracterización que conlleve a suponer una suerte de  dependencia provincial a los recursos federales. Se trata de imponer una descontextualizacion mediática”, advirtió.

Dejó en claro que “la realidad es que se realizo toda esta operatoria especifica de una ingeniería financiera inédita en el marco de las normas vigentes y prevista por la Ley de Presupuesto que amparo este convenio. Por lo tanto que se haya requerido un asesoramiento esta dentro de las facultades provinciales, sobre todo ante la características que no fue una operación común sin que haya registrado precedentes en las negociaciones nación y provincias”.

Consideró que “no debe perderse de vista el efecto que genero esta negociación para la provincia, que logró recuperar recursos y liberarse de una pesada deuda, inclusive para futuras generaciones. Es lo que se debe poner sobre la mesa y valorar en su dimensión el alcance de esto que nos permitió volver a administrar nuestros recursos”.

Indicó que “la oposición se olvidó de cuando repetía aquel mensaje de la deuda que teníamos y que dividiendo por los habitantes de la provincia colocaba a cada uno con un compromiso financiero pesado, del cual fue liberado. Ese mensaje dejaron de lado y ahora repiten que dependemos de nación, y eso es mentira, la coparticipación está amparada por ley y nos corresponde a todas las provincias”.

Concluyó aludiendo al reciente elogio nacional de la administración saneada y responsable de Formosa que se exhorta a ser tomada de ejemplo por el resto de las jurisdicciones.