La Entrevista

Sorpresa, repercusiones y múltiples miradas, tras la entrevista de quien es hábilmente quien ocupa el centro de escena política: La Dra. Cristina Fernández.

0
2497

En los últimos años todo parece girar en torno a ella. Por ser dos veces Presidenta, por sus actitudes para con la prensa durante su gestión, su gestión misma, por las críticas, acusaciones y causas judiciales, por quienes levantan la bandera de “vamos a volver” en señal de esperanza de que ella podría volver a ocupar el sillón presidencial. Los acuerdos o no acuerdos que hace. Lo que dice. Todo parece girar en nuestro ámbito político en torno a ella. Y por supuesto, la grieta.

En esta segunda etapa de campaña, rumbo a Octubre, Cristina hizo un inteligente giro, atenta a lo que la ciudadanía espera. Quizás muy a su pesar, necesita de la prensa, necesita llegada y necesita sumar votos. Pero sabe cómo hacerlo, presentándose en un ámbito público no “amistoso” como Infobae, frente a un periodista públicamente lejos de su posición política, sin embargo no sanguinario, más bien correcto.

La imagen siempre es importante. La escena de la entrevista nos quería demostrar a una ex mandataria cómoda a pesar de la circunstancia, en un ámbito hostil. Las preguntas fueron bien hechas y la destreza de la entrevistada se demostró en varias oportunidades. Dijo lo políticamente correcto. No se salió de un guión que ella misma diseña. Hizo campaña, incluso para 2019. Lo que tiene el ambiente televisivo es que podemos observar más allá de oír. Y cada detalle guarda simbolismos.

La tensión entre los partícipes se hacía sentir en la cámara. Difícil la labor de quien tenía en sus manos seguramente una de las entrevistas más importantes de su carrera.  

En estos tiempos complejos, se pone en consideración de nuevo el rol de los medios de comunicación en nuestras sociedades. Más aun el de los periodistas, que tienen que ser, al menos parecer, objetivos, parciales. Liberados de toda militancia e ideología. Hay respuestas que todos quisiéramos oír. Algunas no estuvieron presentes. Otras con inteligencia pueden ser conjeturadas por parte del auditorio televidente y analistas.

Cada uno jugó un rol importante en este primer paso. Por ahora, cada uno conforme con el papel desempeñado. Habrá que esperar para analizar el verdadero impacto, más allá de las repercusiones a pocas horas.

¿Cambios? El oportuno y hasta necesario viraje de la ex mandataria, enfrentándose a “fuego enemigo” difícilmente haya modificado sustancialmente la opinión de la ciudadanía. Sospecho que cada uno conserva  hoy la posición del lado de la grieta en el que eligió estar.

Sin embargo, Cristina demuestra una vez más su potencialidad para reinventarse, su experiencia oratoria, su capacidad para enfrentarse a los riesgos. No sabemos cuál será el impacto en las urnas, el de ayer manifestó un alto impacto mediático y puso en evidencia la centralidad que ocupa la candidata al Senado en nuestra política.

Lanzó de manera muy elegante su candidatura para los próximos comicios del 22 de octubre y dejó la puerta abierta para lo que suceda con su propia carrera en 2019, atada a acuerdos con el Peronismo. No perdió la oportunidad de desafiar al actual Presidente a enfrentar un ámbito hostil como lo hiciera ella. Una auténtica Cristina Fernández de Kirchner, llamando la atención por la sorpresa de la entrevista, desplegando sus estrategias bien pergeñadas para convocar a los votos. De ahí al éxito de las mismas puede haber un largo o corto camino, no obstante se muestra en escena, como indudablemente lo sabe hacer.

¿Lecturas? Depende del lugar que cada uno elija para pararse a analizarlo. Desde un lugar secundario como los diarios no emparentados y hasta enfrentados con el kirchnerismo, que le dieron cobertura superficial a la entrevista, haciendo alusión casi por compromiso a la misma o desde el ala kirchnerista que parece revivir con entusiasmo la esperanza del regreso. Quizás el lector (la audiencia televisiva) pueda hacer su propio análisis criterioso, ya que en definitiva su lectura será parte de la decisión en las urnas.

Por delante el inicio de la nueva campaña, se esperan otras apariciones de este mismo tenor de Cristina. Los números no la acompañan, pero.. en política nunca está dicha la última palabra, al menos no hasta el recuento definitivo de los votos.