La discusión de la Reforma arriba a las Provincias: Es hora de Cambio.

Se sabía que este nuevo gobierno nacional tendría iniciativas para con las provincias distintas a la gestión de Cristina Fernández, en general.

9e2c8d1b-f3c8-41ac-afc1-491b03187f47

Respecto a Formosa en particular, desde el principio se espera que “esta vez, haya cambios”

Lo que a la gestión nacional siempre le sirvió fue no involucrarse con cambios sustanciales en lo que toca a las normas electorales, a fin de sostener aquello que les daba el resultado esperado. Excepción fue 2015. Hoy se discute la reforma electoral para dar inicio a una más profunda reforma política.

Culturalmente se establece la necesidad del cambio. Las últimas elecciones de 2015 significaron el agotamiento de un sistema que -lleno de vicios-  solo promueve desconfianza y sospechas respecto a los resultados.

Las demoras para conocer los resultados, sumado a las irregularidades denunciadas,  los robos de boletas, las manipulaciones políticas a los electores, terminan de convencer que el sistema cumplió un ciclo. Es necesario revisarlo. Y necesario discutir sobre un tema que parecía tabú para nuestra sociedad aunque siempre se introduce de manera directa en cada comicio: la transparencia.

Con la nueva iniciativa se pretende resolverlo, limitar la reelección indefinida, eliminar las boletas de papel, unificar el calendario electoral y avanzar en la transparencia de las elecciones a fin de dar mayor calidad institucional a nuestra compleja y por momentos débil democracia.

Difícil es pensar en la Boleta Única Electrónica y su implementación en nuestra provincia, asi como en otras localidades. Lo difícil de la aplicación puede generar dudas pero no habla en si de lo bueno o malo de la introducción de esta herramienta tecnológica electoral. Su posibilidad de implementación se discute como argumento para resistirlo, así como la visión de que los militantes no podrían hacer campaña con las boletas casa por casa o en la calle como es de tradición. Sin embargo no es suficiente argumento y hay que dar el debate.

Eliminar la Ley de Lemas también indica un cambio que nos toca de muy cerca, aun hoy son tres las provincias de nuestro país que la sostienen revelando lo injusto de un sistema que termina ungiendo ganador a quien individualmente no necesariamente haya tenido buena cantidad de votos. Santa Cruz, Formosa y Misiones mantienen el método que permite que un frente presente varios candidatos (o listas “colectoras”) de modo que todas sumen votos para un mismo lema que los contiene. “Sumando para la corona” dirían algunos analistas.

La actualidad política de nuestro país propone “barajar y dar de nuevo”, abrir el juego a través de la posibilidad del debate para que se visibilicen estas cuestiones problemáticas provinciales y otras. Es la oportunidad para ajustarnos a las demandas de modernización que sin dudas podrían traer algo de beneficio en nombre de la claridad política.

Formosa debe revisar el régimen vigente, ponerse a tono con el viento de cambio y evolución, seguramente todos los puntos en discusión pueden ser entendidos desde esta nueva perspectiva y actualizar medidas tan conflictivas y debatidas, por su poca contribución al mejoramiento de la calidad democrática, como Ley de lemas, Reeleccion indefinida. Son pautas para encarar la política que viene. Para estar a la altura de las circunstancias, primero el debate, luego el apoyo al cambio y la apertura para la instauración de una nueva institucionalización, pensando sobre todo en el verdadero bienestar de los formoseños.-