La construcción registró en abril la peor parálisis en 14 años

El indicador sintético de actividad del Indec marcó en el último mes una disminución de 24,1 por ciento.

0
16

El retorno del Indec a la práctica de difusión de sus series de actividad productiva no fue en el mejor momento. Después de seis meses de abstinencia de datos de producción, por la declaración de la Emergencia Estadística por parte del director del organismo, Jorge Todesca, el primer número de la construcción en la era Cambiemos fue recesivo en 24,1%, en comparación con igual mes del año anterior.

Se trata de la peor caída desde agosto de 2002. Entonces, la retracción se vinculaba con la peor crisis desde fines de los 80; pero ahora, el receso se vincula con las inclemencias del tiempo, que según los registros del Indec anotaron récord de días de lluvia e intensidad, en particular en la amplia zona centro y litoral del país.

ABRIL FUE EL PEOR MES PARA LA CONSTRUCCIÓN DESDE AGOSTO DE 2002

Además, se resalta que la parálisis inicial de la obra pública por la herencia de severos atrasos en los pagos a contratistas en el último semestre de 2015, dejó un arrastre muy negativo para el primer trimestre, cuando estacionalmente tiende a perder impulso la construcción en general.

“Los datos del consumo aparente de los insumos de la construcción en abril mostraron, con relación a igual mes del año anterior, bajas de 48,8% en asfalto, 37,3% en resto de insumos, 27,6% en cemento, 26% en hierro redondo para hormigón, 25,7% en ladrillos huecos, 6,4% en pinturas para construcción, 3,6% en placas de yeso y 2,4% en pisos y revestimientos cerámicos”, señaló el Indec. Sólo subió la demanda de artículos sanitarios de cerámica un 4,7 por ciento.

Ese escenario explica que sólo en el sector formal se haya registrado en el primer trimestre la destrucción de 1 de cada 10 empleos, totalizando poco más de 40.000 personas, que esperan una nueva oportunidad para volver a trabajar.

EN EL TRIMESTRE SE DESTRUYÓ 1 DE CADA 10 EMPLEOS FORMALES

El primer cuatrimestre cerró con una disminución de la actividad agregada en el sector de 10,3% respecto de los niveles de similar período del año anterior. Las caídas más notorias fueron 45% en asfalto, 30,6% en resto de insumos, 14,9% en hierro redondo para hormigón, 13,7% en cemento, 5,3% en ladrillos huecos, 3,5% en pisos y revestimientos cerámicos y 2,2% en placas de yeso.

En tanto se registraron subas de 19,6% en artículos sanitarios de cerámica y 1% en pinturas para construcción.

El Ministerio de Hacienda y Finanzas destaca que “La interpretación de los números de abril debe incorporar la ocurrencia de factores climáticos extraordinarios que se sucedieron durante ese mes. Por ejemplo, en la Ciudad de Buenos Aires, de los 30 días del mes llovió 18 días, siendo que en abril del año pasado llovió tan sólo 6 días. El promedio de días de lluvia para el mes de abril de los 3 años pasados fue de 9 días, que a su vez coincide con el promedio de días de lluvia para el mes de abril desde 1993. Es decir que la cantidad de días de lluvia del mes de abril de este año se trata de un valor “extremo” que debe ser ponderado en el análisis”, sin embargo no se atrevió a dar una estimación del índice corregido por estacionalidad o situaciones atípicas, como ocurría en el pasado.