La agroindustria mejora el horizonte económico en el Centro

En el tramo final del difícil 2016, comenzaron cambios positivos y un importante dinamismo en el sector agroindustrial, asegura un estudio de la Universidad Austral.

El 2016 cerró con una caída en el Producto Interno Bruto (PIB) del 2,3% pero en el último trimestre de un año complejo se empezaron a destacar indicadores más alentadores, especialmente en algunas cadenas del sector agropecuario, la columna vertebral de la economía de la Región Centro.
“Desde fines de 2016, la economía del interior viene mostrando cambios mensuales positivos tanto en producción como en consumo. La agroindustria registra un importante dinamismo en la venta de insumos, equipos y maquinarias”, señala Ana Inés Navarro, economista de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Austral y directora del informe de Indicadores Económicos de la Región Centro, que se publica en forma trimestral.
Este trabajo, además, adelanta que hay un alto grado de consenso en relación a una reactivación de la economía en el 2017, que se ubicaría cerca del 3% del PIB. “También es oficial que la economía salió de la recesión ya que, a fines del año, se registraban dos trimestres consecutivos con variaciones positivas del PIB libre del efecto estacional”, señala el informe.
Las mediciones de empleo para el cuarto trimestre de 2016 del Indec, evidencian que en la Región Centro el empleo urbano es mayor al del resto del país. Se destaca el Gran Rosario y la ciudad de Río Cuarto con tasas de empleo de 44% y 43%, respectivamente.
El informe analiza la coyuntura de los principales rubros. La industria de la maquinaria agrícola, que se concentra en Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires, es uno de los sectores que muestra mayor recuperación. En el último trimestre de 2016, la facturación creció un 131%, en comparación con el mismo período del año pasado.
“Si se comparan las ventas en unidades, en el cuarto trimestre todos los segmentos registraron crecimiento. Las cosechadoras presentaron el mayor incremento (157%) y luego siguen las sembradoras (70%), los implementos agrícolas (21%) y los tractores (12%)”, indica el Indec.
La faena en los frigoríficos de Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos, en cambio, se contrajo 4,6% en el 2016, en comparación con el 2015 (la caída a nivel nacional es del 5,4%), pero la exportaciones crecieron: “Las 252.000 toneladas que se embarcaron el año pasado están un 4,3% por encima del nivel del año anterior. Y también se incrementaron un 9% las exportaciones de la cuota Hilton”, dice la Austral.
En las granjas avícolas entrerrianas, en donde se concentra el 60% de la faena argentina, hubo un leve repunte del 0,8% en el último año, que contrasta con la caída de casi 10 puntos porcentuales que se dio a nivel nacional durante el 2016.