Israel extiende su colonización en los territorios palestinos

Las autoridades de Israel aprobaron la construcción de más de 1.000 nuevas viviendas de colonos en Cisjordania ocupada, anunció este jueves la ONG Paz Ahora.
El Alto Comité de Planificación de la Administración Civil (que pertenece al organismo militar israelí que gestiona la ocupación a los territorios palestinos) aprobó un total de 1.122 viviendas en una veintena de colonias y esta mañana se publicó un concurso público para la construcción de otras 651 unidades, informó la organización en un comunicado.
Más de la mitad de las viviendas aprobadas pertenecen a asentamientos fuera de los principales bloques de colonias, que en varios procesos de paz se ha contemplado que quedarían dentro de las fronteras de Israel mediante intercambios territoriales con los palestinos.
Las 1.122 unidades de viviendas aprobadas el miércoles se encuentran en diferentes estadios: 352 recibieron la luz verde final, lo que significa que las obras pueden comenzar, mientras que otras 770 fueron validadas por primera vez, dijo Paz Ahora. En 2017, ya habían sido aprobadas 6.742 viviendas, la cifra más alta desde 2013, según Paz Ahora. En 2016, se dio luz verde a la construcción de 2.629 unidades.
Después de que la administración del anterior presidente estadounidense Barack Obama se mostrase abiertamente crítica con la colonización, la presidencia de Donald Trump iniciada en enero de 2017 ha destacado por su discreción en este tema.
La colonización, es decir la construcción de viviendas civiles en los territorios palestinos ocupados o anexados por Israel desde 1967, es ilegal según el derecho internacional. Gran parte de la comunidad internacional la considera como un obstáculo para lograr la paz entre israelíes y palestinos, algo que niega el gobierno israelí de Benjamin Netanyahu, que da la razón a los defensores de la colonización.
“El Gobierno está tratando de destruir la posibilidad de una solución de dos estados y las perspectivas de paz al construir más y más en los asentamientos. Esta agenda es contraria al interés nacional de Israel y a los intereses de cualquiera que busque un futuro pacífico en la región”, señala Paz Ahora.
Entre las colonias que serán ampliadas están la de Oranit, en el norte de Cisjordania, con 202 nuevas viviendas; la de Givat Zeev, con 194; Karmei Zur, con 120, y Kfar Adumim, con 92. Según el digital Ynet, la Administración Civil aprobó en 2017 la construcción de 3.000 nuevas viviendas, pero solo unas docenas comenzaron a edificarse, porque los concursos para el resto no se publicaron. Israel considera legítimo construir en los asentamientos en territorio ocupado cuando se trate de tierras públicas y no privadas.