Invitan a la gran Fiesta de la Inmaculada Concepción en el Anfiteatro

    José Vicente Conejero visitó los estudios de la AM990 y habló sobre la importancia de vivir con intensidad este tiempo de Adviento. También, invitó a la comunidad a la misa que se oficiará este viernes a las 19 horas en el Anfiteatro de la Juventud al conmemorarse el Día de la Inmaculada Concepción de María.
    “Estamos en el tiempo litúrgico de Adviento, un momento de espera y esperanza, de estar despiertos y abrir la mente y el corazón”, inició diciendo.
    “Venimos realizando desde el 29 de noviembre en todas las parroquias la novena de la Virgen de Caacupé, a la cual hay una gran devoción”, expresó. Y destacó que: “María lo merece por ser la madre de Dios”.
    La convocatoria inicia las 18 horas, cuando los feligreses llevan sus imágenes al Anfiteatro. “Mañana esperamos a toda la comunidad en la celebración en el Anfiteatro de la Juventud en lo que consideramos será un momento muy especial y esperamos la presencia de todos”.

    ORDENACIONES

    Cabe destacar que, esta tarde habrá varias actividades, entre ellas la ordenación de varios religiosos que será presidida por el Obispo José Vicente.
    “A partir de las 17 horas será el cierre del año catequístico donde, catequistas junto a los niños de primera comunicación participarán del encuentro. Luego a las 19 un rosario y a las 20 tendremos una ceremonia de ordenación”, explicó a la AM990.

    ADVIENTO

    Conejero contó además que, “Es una tradición desde hace cuarenta años en Formosa la misa en el Anfiteatro de la Juventud. Por eso se suspenden las misas vespertinas”.
    “Necesitamos estar abiertos a la palabra de Dios, confiados en su generosidad y luchando contra la mentira”, remarcó a la AM990.
    “Debemos mejorar las relaciones familiares y sociales, asumir con responsabilidad aquellos errores que cometemos, pedir perdón”, dijo. “Jesús nos pide conversión del corazón, perdonar, amar y servir a los demás”, agregó.
    Finalizó diciendo que “el odio, la mentira y el terrorismo nunca pueden provenir de Dios y eso lo repite el Papa Francisco en sus homilías. Esto debemos aceptarlo, porque Dios es amor”.