Inundaciones: las lluvias seguirán hasta junio y ya hay 30 mil afectados

Lo advirtió el Ministerio de Desarrollo Social. Para mañana se pronostican tormentas. Entre Ríos, la zona más complicada.

 

El Litoral siguen en jaque por las inundaciones. Hoy volvió a llover en las zonas afectadas y para mañana sigue vigente una alerta por tormentas y precipitaciones. El panorama es desolador: la previsión oficial anticipa que esta situación seguirá dos meses más. Los afectados –entre evacuados, autoevacuados y damnificados por el avance del agua– ya son más de 30 mil.

El ministerio de Desarrollo Social señaló que “las alertas indican quehasta junio esta situación continuará afectando” al Litoral, por lo cual elaboró “un plan de trabajo para las próximas semanas en Corrientes, Entre Ríos, Santa Fe y Chaco”. La cartera apunta a evaluar “daños y necesidades para coordinar” la asistencia de los afectados. Hoy se informó oficialmente que desde el inicio del conflicto se giraron más de 100 millones de pesos a las provincias afectadas por la emergencia hídrica y climática.

Mirá también: Un arroyo desbordó y cortó la autopista Rosario-Santa Fe

Cruz Roja estimó ayer que hay 2.084 familias evacuadas en la región y más 30.000 personas afectadas si se suman “las personas auto-evacuadas y aquellas cuya vivienda fue afectada por el agua”, explicó el director de Respuesta a Emergencias y Desastres de la oprganización, Cristian Bolado. Entre Ríos sigue siendo la provincia más afectada por las inundaciones, con 14.003 damnificados.

Desborde. Una mujer cruza en bote el camino a su casa en la comuna de Arroyo Leyes, Santa Fe. jose almeida

En Santa Fe, las consecuencias de las inundaciones aún están lejos de conocerse con precisión. Los datos son alarmantes. El gobernador socialista Miguel Lifschitz reconoció que “la  situación es compleja en el corto y mediano plazo”. Por lo pronto, más de 2.400 personas siguen evacuadas en todo el territorio provincial. Además, desde el martes la autopista Santa Fe-Rosario, a la altura de la ciudad de Coronda, se encuentra cortada por el desborde del arroyo Colastiné que trepó hacia la carpeta asfáltica en las dos manos. La situación también tiene un duro impacto en el sector productivo, en el que se estima que hay más de 5 millones de hectáreas afectadas.

Mirá también: Siguen las lluvias en el Litoral y varias localidades viven inundaciones “inéditas”

Ayer también se agravó la situación en Chaco. Las intensas lluvias intensas caídas durante la madrugada complicaron a las localidades que vienen padeciendo la emergencia hídrica desde el verano y en las que la lenta bajante de los ríos no permitió el regreso a sus casas de miles de evacuados. Las precipitaciones se concentraron en el Gran Resistencia y en algunos puntos del interior provincial. En el caso de la capital, la lluvia acumulada fue de 106 milímetros. El registro más alto se dio en Colonia Benítez, 15 km al noreste, donde cayeron 162 milímetros, anegando barrios y caminos vecinales. Los evacuados y autoevacuados son 4.666.

BAS105.- ENTRE RÍOS (ARGENTINA), 20/04/2016.- Fotografía del 19 de abril de 2016 cedida por el Gobierno provincial de Entre Ríos hoy, miércoles 20 de abril, de viviendas inundadas. Unas 22.700 personas permanecen aisladas y cerca de 9.000 han sido evacuadas en ocho provincias del país por las fuertes precipitaciones registradas desde finales de marzo y el desborde de los arroyos, en la zona del noreste y centro de Argentina, informaron hoy el Sistema Federal de Emergencias (SIFEM). EFE/Susana Leineker/Gobierno provincial de Entre Ríos/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS

En Corrientes, a la difícil situación que padece el sur provincial, en Esquina, Pueblo Libertador, Sauce y Monte Caseros, las nuevas lluvias sumaron anegamientos en Santa Lucía, Bella Vista, Perugorría, San Luis del Palmar y Yataití Calle. Algunas localidades quedaron completamente aisladas. El ministro de la Producción de Corrientes, Jorge Vara, calificó como “un desastre” la situación por la que atraviesan los cultivos y la producción ganadera.

Informe: agencias Chaco y Santa Fe