Independiente recibe a Atlético Tucumán con la urgencia de ganar

El Rojo deberá vencer esta noche, de local, a Atlético Tucumán por dos o más goles para clasificarse a los cuartos de final de la Copa Sudamericana de fútbol, tras la derrota que sufrió en el encuentro de ida por 1-0.

0
5

Se trata de una suposición que ya está instalada en el inconsciente colectivo futbolístico: definir una serie de local es una ventaja. En realidad, más que un prejuicio, tiene a parte de nuestro sentido común involucrado: si preferimos jugar en nuestro estadio, también preferiremos jugar allí el último y más importante partido de una serie en cualquier copa. Con esta mentalidad -la misma que tuvieron los primeros dirigentes en implementarla- Independiente debería estar tranquilo para el partido de esta noche: desde las 21.45, recibirá a Atlético en Avellaneda, por el partido de vuelta de los octavos de final de la Copa Sudamericana.
Pese a que perdió 1 a 0 en la ida, la lógica diría que tiene la ventaja de que jugará con el apoyo de sus hinchas a su favor, sabiendo cual es el resultado que necesita para avanzar a cuartos de final.
Sin embargo, el concepto sufrió un duro revés ante la estadística: la ventaja es para equipos como Atlético, que definen la llave de visitante. La afirmación surge de la tesis de grado de Enzo Domínguez Prost, licenciado en Economía por la Universidad de San Andrés, en Buenos Aires.
“Prefiero definir las series de visitante”, dijo Teófilo Gutiérrez, antes de iniciar las series eliminatorias de la Copa Libertadores 2015, cuando jugaba para River. Su equipo había entrado por la ventana a los octavos de final, como el peor de los 16 equipos clasificados. Estaba destinado de antemano a definir todas sus series de visitante. Y así lo hizo hasta la final, donde pasó a definir en casa solo porque había un equipo mexicano en frente (la Conmebol no autoriza a que una competición suya termine en el país de un equipo no afiliado). Con todo eso en contra, el “Millonario” se las ingenió para salir campeón y le dio la razón al economista.
Ese caso fue uno de los 1536 que analizó en su tesis en el período que fue de 1995 a 2015, tomando a torneos europeos y a los dos más importantes sudamericanos (Libertadores y Sudamericana) según cuenta el periodista Nicolás Rotnitzky, del diario Perfil.
De esa importante muestra, el 56% de los equipos que definieron de visitante ganaron la serie.
Un dato clave para analizar este cambio de perspectiva fue la regla del gol de visitante. Tan importante que la tesis se enfoca desde ese punto de vista: “Fútbol y reglamento: efectos de la implementación de la regla del gol de visitante” se titula el trabajo.
La implementación de esa regla coincide directamente el aumento de las chances de ganar para el equipo que define fuera de casa. Según el estudio, específicamente aumentaron un 27%. Antes de esta regla, los locales en el segundo partido, se quedaban con el 60% de las llaves.
Es por eso que muchos de los protagonistas se quejaron de la regla que llegó a nuestro continente en 2005. En 2014, Josepp Blatter, presidente de FIFA en ese entonces, había anunciado en ese sentido: “Es tiempo de repensar el sistema. La idea se remonta a una época en la que los partidos de visitante solían ser una aventura, con viajes largos y arduos”.
Sin embargo, el actual presidente Gianni Infantino, aún no ha ejecutado nada en relación a la regla. Mucho menos a que los mejores definan de visitante.
En la Libertadores, la Liga de Campeones y la Liga de Europa, los de mejor puntaje siempre tendrán “la ventaja” de definir en casa. En la actual Sudamericana, que tendrá a Atlético e Independiente enfrentados, el criterio no es ese. En el sorteo de los 16avos. de final se le asignó un número de clasificación (del 1 al 16) a cada equipo y de manera azarosa. El de menor rango prevalecerá y definirá de local (el 5 del “Rojo” se impuso al 12 del “Decano”).
Si Atlético avanza podrá definir de local solo si Nacional de Paraguay (13) elimina a Estudiantes (4). Ahora, ¿le conviene? Los números dicen que no.
Sin embargo, durante su travesía internacional, no le ha ido tan mal. “Vamos a hacerle pesar toda la gente a nuestro favor”, dijo Cristian Lucchetti cuando el equipo perdió en Colombia ante Junior por el repechaje, de cara a la vuelta y así fue: 3-1. Lo mismo contra Oriente Petrolero: 3-0.
En esta serie ya aprovechó la fortaleza que tiene por estadio y consiguió un triunfo sin goles en contra. Ahora buscará a hacer pesar las estadísticas.