Ibáñez destacó el aporte privado para el desarrollo turístico en Herradura

Paso a paso avanzamos en esta relación que está dando sus frutos y que permite, por ejemplo, que acontecimientos como la Fiesta Nacional de la Corvina de Río , adquieran cada vez mayor relevancia y genere la atracción y el interés de los pescadores y de los turistas en general del país y de la región.

Como poseedora de una de las mayores bellezas naturales de la provincia calificó a Herradura el ministro de Economía, doctor Jorge Oscar Ibáñez, quien, al mismo tiempo, destacó el aporte de los empresarios y emprendedores privados para el desarrollo del turismo en esa región del sudeste formoseño.

Mencionó la colaboración del estado para el progreso de esas actividades en función de sus posibilidades, al indicar que se ha contribuido al enripiado de calles y circuitos, así como también a la optimización del servicio de electricidad, por ejemplo, que permite que las cabañas que se establecieron en los últimos años para ofrecer mayores comodidades a los visitantes cuenten con el máximo confort.

“Paso a paso avanzamos en esta relación que está dando sus frutos y que permite, por ejemplo, que acontecimientos como la Fiesta Nacional de la Corvina de Río , adquieran cada vez mayor relevancia y genere la atracción y el interés de los pescadores y de los turistas en general del país y de la región”, expresó.

Ibáñez opinó que Herradura es una de las zonas de mayor belleza de Formosa que se suma a otros espacios naturales también atractivos y que son promocionados por el ministerio de Turismo en jurisdicción de los ríos Bermejo y Pilcomayo así como también del bañado La Estrella, probablemente el que concita, por sus características, la curiosidad de los viajeros del extranjero, sobre todo.

Uno de los aspectos que resaltó el ministro Ibáñez , probablemente poco conocido y que pretende sea puesto en valor, es que Herradura fue el territorio que congregó a los primeros habitantes de la actual provincia de Formosa.

Comentó , basado en data histórica, que en 1762 se produjo allí el asentamiento de la Misión San Carlos del Timbó dependiente de la Compañía de Jesús y que dependía del obispado de Asunción del Paraguay.

El funcionario mencionó que no duró mucho esa comunidad jesuítica, la única que se radicó en Formosa, ya que el rey Carlos III  de España tomó la decisión de expulsarlos de la península ibérica y esos lugareños se replegaron hacia la capital guaraní.

Estima Ibáñez que están dadas las condiciones para que la Fiesta de la Corvina se consolide definitivamente para lo cual reconoce e. aporte colectivo de los formoseños de modo tal que, como  la presente,  las sucesivas ediciones se superen considerablemente para que siga generando la atracción de las legiones de turistas del país y del mundo.