Hospitales paraguayos siguen abarrotados de pacientes febriles

En los hospitales distritales de Villa Elisa, Ñemby y Lambaré un gran número de pacientes aguardaba ser atendido en el área de Urgencias. El Departamento Central declaró la epidemia.

CONCIENCIA CIUDADANA. Las autoridades sanitarias pidieron la colaboración de la comunidad en las acciones preventivas contra el mosquito Aedes aegypti.

 

En los hospitales distritales de Villa Elisa, Ñemby y Lambaré un gran número de pacientes aguardaba ser atendido en el área de Urgencias, siendo el servicio más demandado en las últimas semanas por los cuadros febriles que se presentan como casos sospechosos de dengue, atendiendo la epidemia declarada en el Departamento Central.

El sistema RAC (atención por gravedad del caso) es implementado en urgencias, pero la mayoría presentan fiebre como común denominador, lo que se traduce en que pese a la vigencia del RAC, la espera se extienda porque los casos son similares.

Tanto en Ñemby como en Villa Elisa fueron instalados los móviles de salud que prestan servicio de consultorio en horario de la tarde y refuerzan el servicio de Urgencias por las noches, explicó el doctor Omar Leiva, jefe de este servicio en Ñemby. Aclaró que los pacientes que vuelven para observación o lectura de resultados son los que muchas veces van por urgencias y son derivados a consultorio. Recordó que las personas con fiebre deben acudir desde el primer momento porque hasta pasados los 5 días se encuentran en periodo de viremia y pueden dispersar el virus en su familia y en su comunidad.

 

Flora Colmán volvió molesta al servicio de Ñemby porque el sábado llevó a consultar a su hija Pamela, de 3 años, y no le realizaron ningún estudio y su cuadro empeoró, ya con vómitos en los siguientes días, indicó. “Tengo miedo del dengue y ella siguió con fiebre y el sábado no le hicieron nada. Quiero un chequeo, un análisis para estar tranquila”, dijo.

 

La doctora Cinthia Decoud, directora médica, explicó que en el primer día de fiebre no se realizan los estudios sino que se realiza un tratamiento sintomático y seguimiento del paciente. En Ñemby disminuyeron las consultas con relación a la semana pasada, cuando recibían hasta 700.

 

En Villa Elisa, los casos febriles bajaron a 200 en la última semana, confirmó el doctor César Centurión, director del centro asistencial.

 

En Lambaré mantienen 81 internados con síndrome febril, 41 niños y 40 adultos.