“Formosa Inspira”, programa inaugural del Polo Científico, Tecnológico y de Innovación

El imponente edificio reunió a varias decenas de niños y jóvenes.

Una inauguración más que favorable tuvo el Polo Científico, Tecnológico y de Innovación, ya que varias decenas de niños y sus padres se dieron cita a iniciar el ambicioso y pionero programa en el país dado en llamar “Formosa Inspira”. Se trata de la enseñanza de la ciencia y tecnología a niños y jóvenes, primera experiencia en el país pensada como política pública.

El Ministro de Cultura y Educación, Alberto Zorrilla junto al Secretario de Ciencia y Tecnología, Julio Araoz, presentaron a los padres que acompañaron a sus hijos al equipo de profesionales de vasta trayectoria internacional encargados de la formación de la treintena de docentes que iniciarán este proyecto en el plano educativo. Programa diseñado para la enseñanza en áreas científico-tecnológicas, a partir de tecnologías innovadoras, destinado a estudiantes del sistema de educación pública

Se busca ampliar capacidades científicas, tecnológicas, de ingeniería, artísticas y de matemáticas en los niños y jóvenes, mediante el desarrollo de proyectos de robótica que integren la exploración, creación, innovación y comunicación.

En esta fase inicial este proceso comprenderá a niños y jóvenes de entre 4 y 18 años de edad seleccionados e incorporados al programa en marzo de 2018, en quienes se promoverá vocaciones científicas y orientar la elección de la formación superior de los estudiantes, hacia carreras vinculadas a las ciencias exactas e ingeniería. Estos asistirán a las clases todos los sábados junto a sus padres que estarán acompañándolos.

El ministro Zorrilla ponderó el nivel del plantel de especialistas que están capacitando a docentes en la introducción del desarrollo creativo, “un aspecto didáctico que se está impulsando en función de la propuesta que hicimos en el Congreso Pedagógico. Es decir didácticas innovadoras, procesos creativos de educación a fin de construir escuelas útiles a la comunidad y satisfagan las expectativas de nuestros jóvenes”.

“El inicio esta propuesta con estos 30 docentes de la ciudad capital, dada la accesibilidad de concurrir todos los sábados al PCyT y la decisión de ellos de haber aceptado esta oferta”, expuso, para significar que “se trabajará cubrir la expectativa del niño y el joven que es la de crear”, añadiendo a modo de ejemplo que “a algunos se le da por romper el juguete, pero no porque sean malos, sino que quieren saber lo que hay adentro. Y bueno, acá tienen la oportunidad de romperlo y volver a armarlo, y lo podrán hacer con lo que se le ocurra, es decir todo lo que pase por su cabeza acá podrán expresarlo”

Dejo en claro que “este programa es totalmente gratuito, el estado provincial se hace cargo de todos los costos”.

Por otra parte y más allá de lo que vaya realizarse en el seno del PCyT, el ministro dijo que “en todas las escuelas se está trabajando también en lo que antes era capacitación en sistemas, ahora se le está dando un formato creativo a instancia de esta experienciancomprende a todo el sistema educativo, desde el nivel Inicial hasta el de Adulto”.

 

 

El despertar científico

 

El Subsecretario Julio Araoz reveló que “Formosa Inspira” representaba “la actividad inaugural del Polo Científico, Tecnológico y de Innovación”, con la particularidad que “lo hace convocando a la familia, poniéndose el foco en los niños y jóvenes a quienes se suma a este programa que pretende estimularlos en la utilización de la tecnología y el despertar científico en cada uno de ellos”.

Dijo que “un equipo de profesionales de vasta trayectoria internacional formará a docentes formoseños, dentro de lo que será un proceso de formación de formadores. Esto para que después cada uno de ellos pueda trasmitir estos conocimientos sobre las nuevas herramientas educativas para el desarrollo creativo”.

Indicó que “se trata de un trabajo junto a las familias y sus niños en el desarrollo de las aplicaciones tecnológicas con una fuerte impronta en la innovación, utilizando las nuevas tecnologías como los robots, los legos, etc.”, al tiempo de subrayar que “apuntando al sentido principal desde la ciencia y tecnología que es un desarrollo de manera asociativa, comunitaria y de modo de ir sumando capacidades con estas nuevas herramientas en la búsqueda de resultados que le resuelvan problemas a la sociedad y otras demandas que tiene la comunidad”

“No pensamos en un científico como una persona que es parte de una elite alejada de la sociedad, sino todo lo contrario”, enfatizo Araoz.

Dijo que marcaba el puntapié inicial de un PCyT activo, “en el entendimiento de que ciencia y tecnología se hace con formoseños comprometidos. Y este compromiso comienza con la familia, continua en la escuela, como partes esenciales de una sociedad, lo que marca que este Polo no será una isla desvinculada de la comunidad”.

 

El debate pendiente

 

Tras señalar el sector donde fue instalado parte del equipamiento incorporado que está orientado especialmente a niños y jóvenes, destacó que “estamos de manera progresiva cumpliendo los objetivos, en algún tiempo más tendremos novedades en algunas aplicaciones tecnológicas”.

“Son buenas noticias, aun cuando tenemos un escenario difícil en el país y donde nos debemos el debate de cómo construiremos el futuro del que tanto se habla”, advirtió, para subrayar que “creemos que aun no tenemos un debate profundo del impacto de las nuevas tecnologías en la sociedad, que grado de protagonismo tendremos nosotros”.

“Sobre todo queremos una definición si habrá una fuerte participación de los talentos nacionales o vamos a comprar todo de afuera con el pretexto de que todo lo mejor hay que importarlo y es más barato, situación con la cual discrepamos completamente. Así lo expresamos y luchamos para que esa idea que parece ser la dominante se revierta, y eso se hace justamente mostrando que en este país somos capaces de resolver nuestros problemas”, clarifico el concepto esencial de la política de la gestión (Gildo) Insfran.

Incluso amplió diciendo que “de otra manera no tendría sentido un sistema educativo público y gratuito, que ha dado enormes resultados. Aunque no debemos quedarnos en la discusión, más fuerza en la acción en una comunidad comprometida donde estamos trabajando con los  grandes protagonistas: Docentes, niños y la familia”.

“Formosa modifica velozmente su realidad a través del esfuerzo y la construcción colectiva”, expuso, para señalar que “si estamos convencidos de que necesitamos mejores trabajos, mejores remuneraciones y mejor desarrollo económico, la manera de lograrlo es teniendo una caja de herramientas eficientes apuntando a un desarrollo colectivo y no individual”.

Planteo en “no nos quedemos en admirar a un niño y su capacidad de programar una placa que controla un mini-robot,  apoyémoslo desde un sistema educativo que lo respalda a través de un estado que pone a su disposición los laboratorios y toda la tecnología necesaria, sin dejar de lado que detrás hay una familia”.