Federación Agraria amenaza con iniciar protestas

La Comisión Directiva de la Federación Agraria Argentina decidió impulsar una ronda de consulta en febrero y marzo con sus delegados de base “para evaluar los pasos a seguir” respecto de la crisis que atraviesan varios sectores de los pequeños y medianos productores.

“El presidente Macri le dijo a los Ceos de las multinacionales en Davos que él corta el pasto para que ellos jueguen. Mientras tanto, los pequeños y medianos productores venimos perdiendo por goleada”, sostuvieron.

Los directores de FAA le plantearon al ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, en audiencia a comienzos de enero cuáles eran “los temas urgentes”:

-El nivel de endeudamiento de chacareros con las cooperativas creció un 20 por ciento en un año, con tasas de interés altísimas y el 85 por ciento de la actual campaña de soja ya vendida por parte de los pequeños productores.

-Pérdida de rindes por una sequía que persiste en la zona núcleo.

-El 2017 cerró con menos cantidad de tamberos y caída de exportaciones lácteas.

–Economías regionales: productores que venden la ciruela o el damasco a 2 pesos el kilo, muy por debajo de los costos para producir; crisis de la actividad azucarera que llevó al cierre del ingenio San Isidro (en Salta).

-Aumentos de los combustibles en los últimos meses y se mencionó que FAA ya solicitó al gobierno nacional mecanismos para acceder a un gasoil con precio especial para el que produce.

“Hace tiempo venimos pidiendo políticas públicas diferenciadas, con estímulos que reconozcan región y escala, para poner equilibrio en una economía cada vez más concentrada”, planteó la Federación Agraria.

En este sentido, se analizó la reforma tributaria aprobada en diciembre último: “La carga impositiva era alta hasta ahora y lo que viene por delante es aún más difícil. Y al mismo tiempo que nos alejan del crédito y nos suben costos y tarifas, abren más importaciones y nos piden que seamos competitivos”.

“En 2017 no se sancionó ni una ley a favor de los pequeños y medianos productores. Si este año vamos por el mismo camino, no se hará más que acelerar nuestra extinción y agravar la crisis del interior profundo”.