ESPAÑA. Frenan decisión para declarar la independencia de Cataluña

La Corte intentó de nuevo ayer paralizar los planes secesionistas de los dirigentes catalanes, suspendiendo la sesión del lunes del Parlamento catalán en que declararía la emancipación de la región.

 

La Justicia intentó de nuevo ayer paralizar los planes secesionistas de los dirigentes catalanes, suspendiendo la sesión del lunes del Parlamento catalán en que podría declararse la independencia de la región, mientras la economía catalana lanzaba signos de temor a la ruptura.

 

“El pleno del Tribunal Constitucional ha suspendido la convocatoria del pleno del Parlamento”, dijo una portavoz de la Corte. Según los planes del gobierno independentista de Carles Puigdemont, el Parlamento podia declarar la secesión en su primera sesión tras el referéndum del domingo, y la primera ocasión era el lunes.

 

Pero parlamentarios del Partido Socialista de Cataluña (PSC) le pidieron al alto tribunal suspender la sesión.

 

La decisión del tribunal impide transitoriamente la sesión hasta que la Corte haya determinado de manera definitiva si es legal o no. Además, el Constitucional avisó de las consecuencias penales de desobedecer su resolución.

 

“El dinero es miedoso”. Ayer, Esteban González Pons, eurodiputado del Partido Popular y figura relevante en el partido del primer ministro Mariano Rajoy, dijo que el impacto económico de la crisis había infundido miedo a Puigdemont. “Creo que tiene miedo, creo que hay mucha división entre los que le siguen porque los efectos económicos de lo que está haciendo empiezan a notarse ya en Cataluña, empiezan a sufrirlo las empresas catalanas y también las del resto de España”, dijo González Pons a la televisión Antena 3.

 

Sin embargo, José Luis Bonet, presidente de la empresa de cava Freixenet, y presidente de la Cámara de Comercio de España, dijo que no hay temor a la independencia entre los empresarios porque no creen que ocurra. “No se lo creen. Y yo desde luego no me lo creo”, dijo Bonet, que no piensa irse de Cataluña. “Puede llegar una declaración unilateral de independencia, incluso Puigdemont lo ha dicho, pero si llega, pues funcionará el estado de derecho”. En las calles de Barcelona, Carlos, un jubilado de 66 años, valoró la posible salida de los bancos: “el dinero siempre se dijo que es miedoso y ante estos caso huye”.

 

El Gobierno aprobará previsiblemente un decreto ley que permitirá a las empresas acordar el cambio de sede social sin someter esa decisión a la junta de accionistas, lo que aceleraría la salida de Cataluña a las compañías que así lo dispongan.

 

La idea de Mariano Rajoy es que el decreto ley incluya una nueva disposición final que modifique la Ley de Sociedades de Capital con la idea de agilizar el cambio de sede de una compañía, según las mismas fuentes. De esta forma allanaba el camino para que muchas empresas pudieran establecerse en otra región. Con el cambio legislativo que prepara el Gobierno, bastaría con el acuerdo del consejo de administración de la entidad.