El periodista que fue secuestrado y torturado escapó de Venezuela y se refugió en Colombia

Jesús Medina, reportero gráfico de DolarToday, que estuvo tres días desaparecido, acusó a Diosdado Cabello y al Sebin de perseguirlo.

“He tenido que salir de mi país por la persecución del Gobierno de Nicolás Maduro”, dijo Jesús Medina en un video grabado desde la frontera colombiana.

El reportero gráfico se exilió este jueves, tras cruzar la frontera entre San Antonio del Táchira (Venezuela) y Cúcuta (Colombia). En el mensaje que difundió, apuntó a los altos mandos del régimen chavista.

“Voy a decir los nombres de las personas que me secuestraron. Entre ellos está Diosdado Cabello”, dijo. También señaló al director de contrainteligencia del Sebin.

En los días posteriores a su liberación, a principios de noviembre, el periodista venezolano contó que estuvo encapuchado y encerrado desde que fue raptado el sábado 4 hasta horas antes de que lo encontraran el martes 7, de madrugada, en la autopista que une Caracas con la ciudad costera de La Guaira. Durante el secuestro fue torturado y amenazado de muerte.

“Me encapucharon, me torturaron, estuve desde el día sábado hasta tres horas antes de que me liberaran en un cuarto oscuro encapuchado y amarrado. Me decían que me iban a matar“, dijo el reportero de la página web Dólar Today a los periodistas durante una vigilia que se había convocado antes de que apareciera para pedir su libertad.

Medina vinculó su secuestro a las imágenes que publicó del interior del célebre penal de Tocorón, en el estado de Aragua, del litoral de Venezuela. En este material se aprecia cómo algunos presos disfrutan de piscinas, antenas parabólicas y hasta un zoológicoimprovisado con especies en extinción, además de portar armas de fuego, tener motocicletas y gozar de compañía femenina.

Destapé una olla que lamentablemente a muchos les da miedo destaparla“, dijo Medina, que asumió toda la responsabilidad del citado trabajo.

Medios venezolanos han denunciado que desde ese centro se organizan secuestros, se extorsiona a ciudadanos y se dirigen operaciones de tráfico de alimentos, entre otras actividades delictivas.

“Esto que me pasó no sé si es político, si es por el lado de los pranes, de la delincuencia organizada, por el lado de las Fuerzas Armadas, no lo sé”, agregó sobre la identidad de sus captores. La palabra “pran” se utiliza en Venezuela para referirse a los presos convertidos en líderes carcelarios con poder sobre la prisión y los demás reclusos.