El IPV realizó un relevamiento de “ocupación real y efectiva” en el barrio La Nueva Formosa

En el barrio “La Nueva Formosa” se construirán un total de 5.400 unidades habitacionales en sus cuatro etapas programadas, de las cuales “dos” etapas ya culminaron las obras y se han entregado las viviendas.

El titular del Instituto Provincial de la Vivienda, Ingeniero Marcelo Ugelli, explicó que personal del mencionado organismo concretó este miércoles 7 de febrero en el barrio “La Nueva Formosa” de Capital un relevamiento de la “ocupación real y efectiva” de los beneficiarios de las últimas 410 viviendas entregadas.
Indicó Ugelli que a cuatro meses del proceso de adjudicación se realizó la verificación de la  “ocupación real y efectiva” como exige la Ley.
“El control estuvo a cargo de trabajadores sociales, quienes recorrieron el barrio casa por casa, constatando la ocupación y detectando posibles inconvenientes”. “En las casas que no están ocupadas, se deja una intimación”, señaló Ugelli.
Recordó que en el barrio “La Nueva Formosa” se construirán un total de 5.400 unidades habitacionales en sus cuatro etapas programadas, de las cuales “dos” etapas ya culminaron las obras y se han entregado las viviendas.
Una tercera etapa en el Lote Rural Nº 150, donde se construyen nuevas viviendas a un paso avanzado (70 por ciento de las obras). La cuarta etapa prevé un grupo de 1.310 viviendas: De las cuales 632 se construirán en el Lote Rural Nº 132 (trabajos de suelo ya iniciados).
“Se trabaja en un sistema de sorteo continuo de viviendas de 410”. “A fin del año 2017 culminó la inscripción de postulantes y próximamente se anunciará un nuevo sorteo”, adelantó el Ingeniero.
Confirmó también la ejecución de programas como  “Comunidad Activa” en las primeras viviendas en el barrio La Nueva Formosa con 25 cuadras de ripio, y la Av Maipú.  La continuidad de los trabajos para mejoramiento de la accesibilidad en los barrios 1 de Mayo, El Porvenir, Circuito Cinco, Jurisdicción 3, entre otros.
Tareas de control  
En este sentido, la Subsecretaria y Coordinadora General de Adjudicaciones, Lilian Tura, explicó que el contralor de ocupación de viviendas es “rutinario”. Similares procedimientos se realizan en el grupo de viviendas de la ciudad de Clorinda; trabajando en ambos casos cada 90 y 120 días con personal del área social y del área técnica profesional.
Lilian Tura precisó que en caso de detectar una situación irregular se labra el acta correspondiente.  Posteriormente se cita al beneficiario en un plazo de 48 horas. En caso que el beneficiario no regularice su situación, se inician los trámites de desafectación de la vivienda.
En situaciones específicas por problemas familiares, divorcio, o disolución de una familia, se solicita a los organismos oficiales y al área legal del IPV la respectiva certificación para evaluar quién se queda con la casa o la desafectación.
Hay que tener en cuenta que las personas inscriptas para una vivienda, en un primer paso son “pre adjudicatarios” por sorteo público, y luego “adjudicatarios” por resolución del Instituto Provincial de la Vivienda.
Cabe recordar que en barrio “La Nueva Formosa” de Formosa Capital, el Instituto Provincial de la Vivienda trabaja con 2.425 familias beneficiarias. Un total de 4.800 titulares y más de 12 mil personas.
En el marco de las tareas de control, el Instituto recepciona diferentes inquietudes de los vecinos: como denuncias por falta de ocupación, limpieza, pastos altos, cuneteo, zanjeo, etc.