El IPV avanza con limpieza de desagües y mejoras de calles en la Nueva Formosa

Siguen las pesquisas por la no ocupación de viviendas.

Con el objetivo de mejorar la calidad de vida de la gente y atender sus reclamos, el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), a cargo del Ingeniero Marcelo Ugelli, acentúa trabajos en distintos de punto de la ciudad.

Desde el organismo informaron que en el barrio “La Nueva Formosa” se vienen ejecutando sin pausa tareas de limpieza de desagües y mejoramiento de calles.

Además culminaron los trabajos de ripio en la calle Maipú, completando de esta manera 20 vías más en el sector del “Lote 32”.

En tanto, en el sector del “Lote 149” se realizan tareas de limpieza de zanjas y perfilado de calles. Y en el sector del “Lote 150” se completaron importantes obras de desagües para mejorar el escurrimiento.

Además del mantenimiento de las calles, limpieza de desagües, zanjas y las obras de enripiado, se recabará información para atender otras solicitudes.

El ingeniero Ugelli, aseguró que los trabajos realizados por personal del Instituto Provincial de la Vivienda cumplen un rol sustancial, mejorando notablemente cuestiones relacionas a la movilidad y por sobre todo a la salubridad de la población.

 

Control ocupacional

 

Por otra parte y  en este caso a través del asesor legal del IPV, el doctor  Gustavo León, indico que en el marco de la permanente labor de contralor ocupacional de las unidades habitacionales adjudicadas en el barrio “Nueva Formosa”, se detectaron tres nuevas unidades habitacionales sin moradores.

En este sentido, el Instituto Provincial de la Vivienda verifica que coincida la persona a la cual se haya entregado una determinada unidad, con la que realmente ocupa el módulo habitacional.

Además se realizan “pesquisas” a diario que permiten monitorear posibles fraudes o ventas irregulares de estos espacios.

En caso de comprobarse una irregularidad, se intima al adjudicatario a través de un escrito de ocupación real dentro de las 48 horas.

Para las situaciones de una persona que no habite la vivienda, el IPV coloca una faja e inicia un expediente administrativo para que la persona haga su descargo, o explique los motivos reales del por qué no ocupa la vivienda.

Los relevamientos de las unidades son “cuatrimestrales” y las “pesquisas permanentes”, incluso en el barrio “Nueva Formosa” existe una sede del Instituto Provincial de la Vivienda para evacuar dudas y por Ley “está prohibida la venta de las viviendas construidas por la entidad.

En caso de que una persona detecte una irregularidad, el IPV trabaja en un sistema de denuncia donde el vecino puede presentar su queja.

Las denuncias llegaron al Instituto Provincial de la Vivienda por vecinos de la zona y otras a través de las redes sociales. El abogado León llegó al barrio con un equipo de asistentes sociales y realizó las inspecciones que continúa durante esta semana.

“Constatamos que hay tres viviendas otorgadas sin habitar. Vimos que tenían signos de que no se ocupan y procedimos al régimen que establece la ley para estos casos”.

Además, indicó que ya se activo el procedimiento de desadjudicación y las tres viviendas serán refaccionadas para volver a ser sorteadas.

“Nos encontramos con problemas de enfermedad, no es en todos los casos, pero se han planteados y en esos casos tenemos cierta contemplación con esa gente que por una u otra cosa tuvo que trasladarse a Buenos Aires a llevar a su familiar enfermo y en forma permanente no puede asistir. Para otros tipos de casos no hay excepción porque la vivienda tiene un fin social y la ocupación debe ser de forma inmediata”, concluyo.