El gasto militar mundial sube por primera vez desde 2011

Rusia, en cuarto lugar, elevó su gasto militar un 7,5 %, hasta los 66.400 millones de dólares.

El gasto militar mundial se incrementó un 1 % en términos reales en 2015, hasta los 1,676 billones de dólares (1,47 billones de euros), lo que supone el primer aumento desde 2011, según un informe difundido hoy por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI).

Estados Unidos continuó siendo en 2015 con diferencia el mayor inversor, a pesar de haber reducido el gasto en un 2,4 %, hasta los 596.000 millones de dólares (522.728 millones de euros).

En segundo lugar se sitúa China, cuyo gasto se incrementó en un 7,4 %, hasta los 215.000 millones de dólares (188.568 millones de euros), seguido de Arabia Saudí, que con 87.200 millones de dólares (76.480 millones de euros) aumentó su gasto militar un 5,7 %.

Rusia, en cuarto lugar, elevó su gasto militar un 7,5 %, hasta los 66.400 millones de dólares (58.237 millones de euros).

Cierran la lista de los quince mayores inversores Reino Unido, India, Francia, Japón, Alemania, Corea del Sur, Brasil, Italia, Australia, Emiratos Árabes Unidos e Israel.

El gasto militar aumentó en Asia y Oceanía un 5,4 % en 2015, impulsado por las crecientes tensiones entre China y algunos de los países de la región, mientras que el estudio refleja una subida también en Europa Central y Oriental -principalmente por la crisis en Ucrania-, así como en algunos estados de Oriente Medio.

En tanto, la situación tiende a equilibrarse en Occidente tras la reducción del gasto militar registrada en los últimos años, señala el informe de esta institución internacional dedicada a la investigación de conflictos, armamento, control de armas y desarme, creada en 1966 y con sede en Estocolmo.

Mientras, las inversiones se contrajeron en África en 2015 un 5,3 % tras once años de aumento creciente, principalmente debido a la reducción del gasto militar en Angola, el mayor inversor en la región subsahariana.

También en América Latina y el Caribe descendió el gasto militar, en un 2,9 %, principalmente por los recortes de Venezuela y Brasil ante la caída de los precios del petróleo y la crisis económica, respectivamente.