El futbolista más rico del mundo jugará en el Getafe de España

El futbolista más rico del mundo va a jugar en el Getafe de España. No. No es Lionel Messi. Tampoco Cristiano Ronaldo. Se trata del francés Mathieu Flamini, quien con 33 años cuenta con una fortuna impresionante. Su empresa, dedicada a producir ácido levulínico a escala comercial a partir de la biomasa, está valuada en 30.000 millones de euros.

Flamini llegó al equipo de la Liga española con el pase en su poder, después de un paso por el Crystal Palace, de la Premier League. Antes, tuvo dos buenos registros por el Arsenal, también de Inglaterra, y por el Milan, donde ganó la última liga del equipo rossonero, en 2011. Pero el mayor éxito de este francés estuvo fuera de la cancha.

En Italia, según revela el diario El País, el futbolista conoció a Pasquale Granata, con el que decidió aventurarse en la creación de una empresa química, GFBiochemicals, dedicada a producir ácido levulínico a escala comercial a partir de la biomasa.

Según José María Becerril, profesor en la facultad de Ciencia y Tecnología de la Universidad del País Vasco en el Departamento de Biología Vegetal y Ecología, el ácido levulínico “es muy valioso porque se trata de una molécula plataforma. O sea, un producto intermedio que se obtiene tras diferentes transformaciones de la biomasa (restos y residuos de plantas) y que pueden convertirse en otros bioproductos de alto valor añadido muy preciados para la industria y la sociedad”.

Se trata, entonces, de un material que puede cubrir de manera eficaz muchas de las atribuciones de productos químicos y compuestos procedentes del petróleo, por lo que su volumen de negocio le otorga, según los expertos, un valor en el mercado de 30.000 millones de euros.

A partir del ácido levulínico se pueden producir aditivos de combustibles, reduciendo las emisiones de gases contaminantes. Puede ser utilizado como sustituto del tetrahidrofurano (THF) en la química fina. Y en la industria farmacéutica se usa en cosméticos orgánicos y naturales para perfumes, acondicionadores de la piel y reguladores de ph y como ingrediente para potenciadores de sabor y fragancias frutales.

“Como muchos otros futbolistas tengo intereses más allá del fútbol. Pero mi prioridad es el campo de juego. Amo el fútbol. Lo juego desde los seis años y esa es mi pasión. Y es en lo que estoy concentrado. Estoy aquí para disfrutar, para sentirme bien y para ayudar a este equipo a conseguir cuantos más puntos, mejor”, aseguró Flamini. “Sería muy bonito debutar contra el Barcelona el domingo”, agregó.

Cuando le preguntaron si el presidente del club Ángel Torres le había pedido invertir en el Getafe, estalló en una carcajada.

GFBiochemicals tiene su sede central en Holanda, aunque nació en Italia y acaba de expandirse a los Estados Unidos a partir de la compra de Segetis, líder en el desarrollo de productos derivados del ácido levulínico. La compra le permitió acceder a 50 nuevas patentes y a otras 200 pendientes de verificación.