El ex mandatario Ricardo Lagos se retiró de la carrera a la Presidencia de Chile

“He decidido renunciar a la aspiración. Lo hago con la serenidad de haber actuado siguiendo el mandato de mi conciencia y no persiguiendo intereses personales”, afirmó el ex jefe de Estado.

El ex mandatario Ricardo Lagos anunció su retiro de la carrera a la Presidencia de Chile para las elecciones de noviembre, después de que este domingo el Partido Socialista (PS) decidiera que su candidato será el senador independiente Alejando Guillier.

“He decidido renunciar a la aspiración de alcanzar nuevamente la Presidencia de la República. Lo hago con la serenidad de haber actuado siguiendo el mandato de mi conciencia y no persiguiendo intereses personales”, dijo el ex presidente (2000-2006) en una comparecencia ante la prensa.

La decisión del Partido Socialista, que este domingo votó a favor de respaldar la opción presidencial de Guillier, precipitó la retirada de Lagos, militante del PS, que solamente cuenta con el apoyo del Partido por la Democracia (PPD), otra formación de la coalición oficialista de centroizquierda.

El ex presidente admitió que en su espacio político no ha logrado una “convergencia” en torno a su proyecto para aspirar a un segundo mandato. “Seguramente porque no todos compartimos el mismo sentido de urgencia ante la amenaza de una dispersión estratégica de las fuerzas progresistas y una ola de restauración mercantilista y conservadora que puede durar muchos años”, advirtió.

Reconoció también que el “afecto y compromiso” que, dijo, percibió estos últimos meses de precampaña entre la ciudadanía, “no se ha reflejado en un apoyo ciudadano suficientemente amplio” para seguir adelante.

El ex presidente ha obtenido malos resultados en las encuestas, en las que Guillier lo supera ampliamente y se sitúa como la opción más competitiva para hacer frente al ex mandatario Sebastián Piñera, el gran favorito para convertirse en el candidato de la oposición conservadora.

Lagos aseguró que abandona la carrera presidencial con “la satisfacción de haber contribuido a una propuesta programática que representa una renovación del ideario de los progresistas chilenos”.

Los chilenos me conocen; no soy un caudillo, sé escuchar la voz del pueblo y someterme a su veredicto. Estoy en política para servir al país, no para acumular honores”, concluyó el ex mandatario.

La presidente, Michelle Bachelet, lamentó la decisión de Lagos pero pidió “acatarla y respetarla”.

Lo lamento, pero creo que es la decisión que él ha tomado y ahora lo que corresponde es que los partidos de la Nueva Mayoría definan cómo van a hacerlo“, dijo la mandataria tras una actividad pública.

(Con información de EFE)