Diabetes: presentan dispositivo que mide glucosa sin pinchazos

Un nuevo método que permite a las personas con diabetes conocer sus niveles de glucosa evitando pincharse en cada medición -con un costo similar al de un paciente que todos los meses debe hacerse varios controles diarios- fue aprobado en Argentina y llegará durante este mes a las farmacias, confirmaron desde el laboratorio en el lanzamiento oficial del dispositivo.

“La persona que tiene esta enfermedad necesita realizar mediciones de sus niveles de glucemia (la frecuencia depende del tipo de diabetes), y con estos registros uno puede evaluar la eficacia del tratamiento. Conocer estos valores es clave porque se trata de una enfermedad silenciosa”, indicó a Télam el médico endocrinólogo Adrián Proietti, presente en el encuentro.
Proietti, director del curso de Tecnología aplicada al control y tratamiento de la diabetes de la Sociedad Argentina de Diabetes (SAD), señaló que “en pacientes con diabetes tipo 1, que son aquellos en los que el páncreas no produce insulina, los médicos pedimos que se realicen mediciones antes y después de comer, y también alguna nocturna, es decir, que quizás indicamos hasta siete mediciones por día”.
Y continuó: “Para la persona que tiene que pincharse cada vez que necesita hacer una medición, esta indicación es difícil de seguir; en este contexto la posibilidad de hacerse controles con esta nueva técnica, repercute en la calidad de vida del paciente y por ello este nuevo dispositivo, si bien pueden usarlo todos las personas con diabetes, es especialmente útil para quienes necesitan varios controles diarios”.
El nuevo método consiste en un sensor pequeño, de aproximadamente el tamaño de una moneda de dos pesos, que se coloca en el brazo y que, minuto a minuto, mide la glucosa en líquido intersticial mediante un pequeño filamento que se encuentra colocado justo debajo de la piel y se mantiene en el lugar unido a un pequeño parche adhesivo.
El paciente mismo realiza la colocación que es mínimamente invasiva y se aplica en forma subcutánea. Este sensor dura 14 días, allí debe retirarse y colocarse otro; durante ese lapso no debe retirarse en ningún momento. Además, el kit viene con un lector, que es un dispositivo similar a un celular pequeño, y cada vez que la persona quiere conocer su nivel de glucemia acerca este lector al sensor que ‘escanea’ automáticamente el dato.