Denuncian la falta de efectivo en los cajeros durante el fin de semana

En el día de ayer, se recepcionaron en la Defensoria del Pueblo, decenas de quejas y reclamos, de usuarios de los cajeros automáticos tanto del Banco Nación como del Banco Formosa de nuestra ciudad, quienes expresaron su fastidio, “por la falta de billetes en todos los cajeros automáticos de la ciudad.

En el día de ayer, se recepcionaron en la Defensoria del Pueblo, decenas de quejas y reclamos, de usuarios de los cajeros automáticos tanto del Banco Nación como del Banco Formosa de nuestra ciudad, quienes expresaron su fastidio, “por la falta de billetes en todos los cajeros automáticos de la ciudad, llegando a incluirse en esta ocasión hasta los que se encuentran instalados en las propias entidades financieras antes citadas”.

Por esta situación el Ombudsman Provincial, José Leonardo Gialluca cursó las actuaciones a los bancos Nación y el de Formosa, trasladando lo expresado por quienes vivieron este escenario, el último fin de semana, peticionándoseles a las autoridades correspondientes  adopten las medidas necesarias para evitar la faltante de efectivo sobre todo durante los fines de semana o días inhábiles, requiriéndose un informe detallado sobre las políticas que llevaran adelante, toda vez que las mismas son las encargadas de abonar haberes tanto a empleados públicos activos como pasivos, jubilaciones, pensiones y beneficios sociales a los sectores más vulnerables de nuestra sociedad.

Añadió el funcionario provincial que se debe prever estas realidades y solucionarlas ya sea con nuevas recargas  para lo cual seguramente los bancos se podrían encontrar con algunas dificultades, pero esperamos las gestiones necesarias para revertir esta situación. Es que todo ello es hasta contradictorio, “pues los mismos bancos pregonan y promueven la bancarización y de hecho todos aquellos usuarios del sistema financiero ya cuentan con una tarjeta de débito, y sin embargo al momento de querer utilizarlas o los cajeros están fuera de servicio o no poseen el dinero suficiente para pagar los haberes tanto a los activos como a los pasivos y con ello estarían incurriendo en un delito penal que podría ser la de retención indebida, alguna clase de defraudación o de abuso de confianza, pues es necesario ponerse en el lugar de la persona que necesita su dinero en efectivo para comprar algo que precisa en forma inmediata y que durante un fin de semana o día inhábil no posee ninguna posibilidad de encontrarse con lo que es suyo y a esto debemos sumarle que en nuestro medio no todos los comercios de bienes y servicios poseen posnet para efectuar pagos electrónicos con lo cual quedaría al menos salvada estas circunstancias”.

Por otro lado requirió públicamente que los “estuches de los cajeros” sean cargados con billetes de $500 o de $1000 de manera tal que la limitada capacidad de los mismos y el escaso numero de cajeros, por lo menos permitirá atender el pago de muchos más usuarios del servicio financiero o aplicar las medidas que se entiendan en la practica mas conveniente para cumplir con sus obligaciones y  no perjudicar  a sus clientes.