Dengue: nueva capacitación a equipos de salud

Con la presencia del ministro José Luis Décima y miembros de su equipo de trabajo, el Ministerio de Desarrollo Humano local realizó este viernes una charla de capacitación dirigido a de equipos de salud, mediante la cual se expusieron detalles del comportamiento del mosquito Aedes aegypti, vector del dengue, chikungunya y zika.

Estuvo a cargo de Miguel Ritacco, reconocido especialista Licenciado en metodología de la investigación científica y en ciencias biológicas, Investigador consultor en aplicaciones y tecnología de las radiaciones, docente universitario de posgrado y periodista científico.

Participaron profesionales de efectores de salud y acompañó el ministro José Luis Décima, a quién el disertante en su visita agradeció por la “especial invitación para difundir las características del vector de estas enfermedades y su comportamiento, algo que básicamente nos interesa para combatirlo de una mejor manera”.

En la capacitación, sostuvo que “entre lo más importante a tener en cuenta es insistir siempre en el comportamiento ciudadano, el compromiso de la comunidad para llevar adelante medidas preventivas en el hogar para que el mosquito no se críe en nuestras propias casas”.

Como ejemplo citó “el descacharrizado, el vaciado de los floreros o de cualquier elemento que sirva de reservorio de agua. Entonces no permitimos que la hembra del Aedes aegypti deposite sus huevos en estos lugares y se reproduzca”.

Esto se debe cumplir “tanto dentro mismo de las casas como en los alrededores: manteniendo limpios los patios, no dejando cubiertas, botellas o latas que juntan agua cuando llueve, desmalezando y juntando cacharros”.

Ritacco señaló que “las fumigaciones espaciales o domiciliaras son tareas que se hacen, pero hay otras cosas por hacer. Eso sería el tratamiento correcto de una parte del problema, aunque es sabido que se necesita también ampliar mucho más todo ese trabajo”.

Transmisión

El especialista explicó que “los insectos están; el problema comienza cuando aparece un enfermo. Mientras que no aparezca ningún enfermo –como ocurrió durante décadas– no pasa nada. No tienen “que” transmitir porque no hay virus de estas tres enfermedades, por lo tanto los insectos pican a una persona sana y no tiene que transmitir, que es lo que ha pasado décadas atrás”

“Ahora con la llegada de enfermos de otros lugares del continente y del mundo, como está el insecto presente y justamente pica a una persona enferma, después podrá –aunque no necesariamente–, transmitir ese virus a otra persona sana”, describió.

“Y decimos podrá –aclaró– porque si el insecto hembra succiona la sangre de un enfermo y completa su organismo con esa cantidad, no va a volver a picar a otra persona. El insecto hembra picará a tanta cantidad de personas como necesita para completar su cuerpo con sangre”.

“Más o menos tarda dos minutos en completar su cuerpo con sangre. Y tampoco va a transmitir inmediatamente: después de haber succionado sangre a una persona enferma, esta sangre portadora de virus necesita un tiempo (3 días aproximadamente) para que el virus se multiplique en las glándulas salivales del insecto”.

Por eso “es necesario conocer el comportamiento de este mosquito. Conocerlo permite planificar las medidas para combatirlo, pero también saber cómo trabajar desde sectores de la comunidad para que participe de la prevención”, aseguró.

En la charla que tuvo lugar en el Hospital Odontológico de Complejidad Integrada de esta ciudad, se especificó que las hembras del Aedes aegypti pueden poner hasta 2 mil huevos cerca del agua limpia, no en agua sucia. El mosquito pica por lo general al amanecer y al anochecer.

Son más activos en climas cálidos, preferentemente en los meses de calor. Durante el invierno los insectos disminuyen su actividad esperando nuevamente la llegada del clima idóneo para reproducirse y así picar en mayor cantidad de veces.

Finalmente, el titular de la cartera sanitaria local, Dr. José Luis Décima, resaltó la importancia de la participación comunitaria, “si bien durante todo el año venimos trabajando arduamente en la eliminación de criaderos del aedes aegypti, tanto con fumigaciones como con información y recomendaciones hacia la comunidad en general, sabemos que este insecto tiene hábitos domiciliarios por lo que es de suma importancia la intervención activa de cada uno de nosotros como vecinos, para evitar la formación de criaderos en los hogares”.