Darío Lopilato aseguró que la recuperación de Noah fue un milagro

Darío Lopilato fue a los Intrusos y habló sobre su sobrino, Noah Bublé. El hijo de Luisana Lopilato y Michael Bublé tuvo cáncer en el 2016. Fue sometido a un largo tratamiento y logró recuperar su salud.
Su testimonio fue muy revelador. Relató que el pronóstico de este niño no era bueno y que rezaron mucho juntos para superar este tremendo momento familiar.
“Dijeron que era un caso casi imposible”, aclaró sobre el pronóstico de Noah. “Si bien en nuestra familia siempre hemos creído en Dios, cuando vinieron momentos difíciles nos pusimos a orar juntos en familia y a batallarla”, aseguró. Y siguió: “La gente me esperaba en la puerta del teatro y me decía, ‘estamos orando por tu sobrino'”. El diagnóstico temprano ayudó mucho a Noah. “Es muy importante tener un diagnóstico pronto, para poder combatirlo”, explicó.
“Una familia unida no hay quien la pare. Ya de por sí el caso era complicadísimo. Lo importante es que la familia unida puede con todo. Es creer o reventar, o creés en Dios o no creés”, siguió Darío.
En un momento le preguntaron si él creía que la recuperación de Noah era un milagro, sin dudarlo contestó: “Sí”. “Cuando ponés la fe en marcha, la ponés en marcha”, finalizó.