Cuatro maneras de pagar en un comercio sin llevar la billetera

Olvidarse la billetera ya no es tan grave. Peor, en todo caso, es olvidarse el celular. Incluso para pagar en algunos comercios adheridos ya no hace falta llevar encima el efectivo ni tampoco las tarjetas de crédito o débito en formato plástico. En el país, ya existen alternativas para que los pagos se efectúen desde un dispositivo móvil. Dependerá, claro, de dos cosas: que el local tenga habilitada la opción y que el usuario sepa utilizarlas.

PIM, el celular como si fuera una tarjeta SUBE

Este sistema, desarrollado por el Banco Nación, transforma la línea de teléfono en una billetera móvil que tiene crédito y que se puede cargar en cajeros Link y Banelco, y por Home Banking en algunas entidades financieras. Como no requiere de una cuenta bancaria, puede cargarse crédito con dinero en efectivo en Pago Fácil o Rapipago.
Al llegar a un comercio adherido a este sistema y pagar un producto, el vendedor solicitará el número telefónico. Para confirmar el pago, el comprador deberá responder un SMS e ingresar una clave predefinida para autorizar la transacción. Ambos recibirán un reporte con la confirmación. PIM funciona en cualquier tipo de celular sin necesidad de ser un smartphone; para habilitar el servicio, es necesario marcar *456# y seguir las instrucciones. También sirve para enviar plata de una línea a la otra. No tiene costo adicional y está disponible en www.pim.com.ar.

DEBIN o el débito inmediato

El Banco Central reglamentó este tipo de pagos el año pasado, a través de la comunicación A 6099 (en PDF). En este procedimiento, el vendedor “busca” al comprador para pedirle una transferencia con el dinero correspondiente a una transacción. Funciona, en rigor, así: primero los consumidores deberán habilitar su cuenta bancaria para DEBIN (se puede hacer desde home banking). Al elegir un producto en un sitio de e-commerce o en una tienda física (que a la vez deben tener esta opción), se podrá seleccionar DEBIN como medio de pago.
Luego, el vendedor, que ya tendrá los datos de CBU o Alias del interesado, le solicitará la autorización del pago a esa cuenta. Si todo marcha según lo acordado, el usuario deberá aceptar el débito. La transferencia, que puede ser habilitada desde el celular, se hace en el momento.

La billetera electrónica

Este tipo de pagos requiere el uso de una aplicación. En Argentina, las más conocidas son Todo Pago, VALE PEI y MercadoPago. Como primera medida habrá que cargar por única vez los datos correspondientes a la cuenta bancarias o las tarjetas de crédito o débito asociadas de distintos bancos. Y, a la hora de pagar, se puede decidir qué tarjeta de banco o medio utilizar, y enviarles un mensaje con el dinero a los contactos, quienes sí o sí deberán estar registrados en el mismo sistema.
También existe Billetera Rapipago que sirve para transferir dinero y pagar impuestos, en una evolución digital del servicio de pagos en locales que está disponible para dispositivos iOS y Android.

Botón de pago

Este sistema permite a empresas y organismos brindar a sus clientes o contribuyentes, la posibilidad de efectuar el pago de un servicio, producto, tasa o arancel desde su propio Sitio Web. Al acceder al botón el usuario puede abonar con opciones que van más allá de las tarjetas, incluso a través de una transferencia, con una versión acotada de home banking. Esta forma de cobro está disponible tanto para una página web, como también para ser incluida en las distintas redes sociales o incluso para enviar ese botón vía mail.

Hay botones tanto para redes Banelco y Link. Mercado Pago también ofrece sus botones con distintas formas de pago: pueden abonarse en efectivo en Pago Fácil, RapiPago y Carga Virtual o transferencia de Link o Provincia Net.