Cristiano Ronaldo está indignado y se quiere ir del Real Madrid

La acusación de la Fiscalía de Madrid contra Cristiano Ronaldo activó una bomba que, según aseguran en Portugal, está a punto de estallar. El delantero fue acusado esta semana de haber creado una estructura societaria para defraudar 14.768.897 euros de forma “consciente”, lo que podría convertirse en la puerta de salida de CR7 del fútbol español.

0

Según publica hoy el diario deportivo portugués “A Bola”, el jugador está “muy indignado” con esta situación y quiere abandonar Real Madrid, club con el que tiene contrato hasta 2021. Incluso aseguran que “la decisión es irreversible” y, mientras sigue concentrado con la selección de Portugal que jugará la Copa Confederaciones de Rusia, “ya se la comunicó al presidente del Real Madrid”, Florentino Pérez.
El círculo más íntimo de Cristiano habría manifestado al rotativo luso que el jugador no quiere ser “víctima de una persecución” y tampoco “el payaso del circo”. Y agrega que el jugador estaría interesado en otras ligas como la inglesa, francesa, la italiana o, incluso, la liga china.
En la noticia, que copa la portada del periódico, explican que la decisión de abandonar España habría sido tomada hace dos o tres meses y podría hacerse pública tras un periodo de vacaciones que Ronaldo disfrutará tras la Copa de Confederaciones. En el escrito de acusación, el ministerio público le acusa de cuatro delitos contra la Hacienda Pública cometidos entre 2011 y 2014 y que suponen un fraude tributario de 14.768.897 euros.
La Fiscalía subraya que Ronaldo se ha aprovechado de una estructura societaria creada en 2010 para ocultar al fisco las rentas generadas en España por los derechos de imagen, algo que supone un incumplimiento “voluntario” y “consciente” de sus obligaciones fiscales en España.
Uno de los abogados portugueses de Ronaldo, António Lobo Xavier, aseguró este martes que la denuncia de la Fiscalía de Madrid se debe a una diferencia de criterios que no tiene base en ninguna ley y que el jugador siente que se trata de una “injusticia”.
Lobo Xavier explicó que Ronaldo declaró en 2014 los derechos de imagen obtenidos desde 2011 porque pensaba que era ese año cuando los tenía que declarar y no en ejercicios anteriores como defiende la Fiscalía. “No hubo omisión de declaración, hubo una declaración según un criterio que aparentemente no es el criterio que le gusta a la administración fiscal española, pero no tiene base en una ley o en normas que pueda decir que el jugador violó”, aseguró.