CORRIENTES: Dengue: demandan prevención porque se dan los factores para la proliferación de casos

Las altas temperaturas combinadas con abundantes lluvias y el elevado movimiento migratorio del fin de semana, podría disparar el número de casos, que se mantiene en 7. Para evitarlo aconsejan usar repelente y controlar la población de mosquitos.

Los virus vectoriales continúan bajo la lupa del sistema sanitario, fundamentalmente tras la confirmación local de siete casos de dengue que posicionaron a Corrientes como una de las provincias con mayor cantidad de notificaciones. En este escenario, ahora más que nunca, los especialistas recuerdan la importancia de los cuidados para evitar la proliferación del mosquito transmisor de enfermedades.

Desde el último gran brote de dengue del 2016, en los sucesivos veranos el virus reapareció con algunos casos esporádicos que se disparaban repentinamente entre fines de enero, febrero y en marzo. Ese fenómeno se está repitiendo nuevamente en este 2018, aunque en escalas menores, al respecto, el director del Instituto de Medicina Regional de la Unne, Luis Merino, brindó a El Litoral las explicaciones técnicas y recalcó la necesidad de continuar con las acciones preventivas.

“Generalmente en este período aparecen las notificaciones, pero el problema radica en los reservorios de agua. Sucede que ahora se dan los factores que favorecerían la aparición de los virus vectoriales, ya que por un lado, enero cerró con un clima que elevó la población de mosquitos y a su vez tenemos un gran movimiento turístico de personas que están regresando de lugares como Paraguay (que tuvo una elevada cantidad de casos de dengue)”, detalló el director del Instituto de Medicina Regional de la Unne.

Es decir que las elevadas temperaturas acompañadas con la sucesión de lluvias y el movimiento migratorio de este fin de semana largo, son factores que pueden influir en la propagación de la enfermedad. En este marco, recomiendan extremar el control ambiental, eliminando los reservorios que puedan contener agua y además colocarse repelente a la hora de viajar a zonas endémicas o lugares con presencia de gran público.

Aedes
La preocupación sanitaria es año estuvo centrada en la fiebre amarilla por el alerta generada en Brasil tras el centenar de casos confirmados, 98 de los cuales fueron fatales. Esta situación elevó la demanda de vacunas antiamarílicas, pero mientras la atención se centraba en este virus, en los últimos días desde Paraguay notificaron un total de tres muertes por esta última enfermedad.

Es decir que las enfermedades vectoriales, en general, continúan activas en los países limítrofes y por ese motivo, la prevención es la herramienta para evitar el arribo del virus a Corrientes.

Al respecto, el director del Instituto de Medicina brindó tranquilidad afirmando: “Siempre hacemos énfasis en la prevención porque las cuatro enfermedades vectoriales (dengue, zika, chikungunya y fiebre amarilla) nos preocupan. Sin embargo, la estrategia para evitarlas está en nuestras manos y es sencilla. Tenemos que controlar la población de mosquitos, aunque es imposible eliminarlos debemos evitar su reproducción sacando de nuestros hogares los elementos que puedan conservar agua. Además, recomendamos utilizar repelente si van a viajar, o incluso si van asistir a lugares con gran aglutinamiento de personas”.

En síntesis, debido a que los factores climáticos no son los óptimos y que el panorama epidemiológico de los países limítrofes tampoco ayuda, recomiendan usar repelente y extremar los controles ambientales.  Fundamentalmente porque el ministro de Salud, Ricardo Cardozo, confirmó un total de 7 casos (cuatro en Mercedes y dos en Capital). Esto sitúa a la provincia en la lista de ciudades con  más casos, después de Misiones con 60 sospechosos y uno confirmado.