Con el nuevo control de asistencia, detectan 200 ñoquis en Diputados

Las autoridades legislativas de Cambiemos instrumentaron en el último tiempo controles sobre el presentismo de su personal y ya comenzaron a detectar los tradicionales “ñoquis”, o sea empleados que cobran sin concurrir a trabajar.

En la Cámara de Diputados, el sistema se instrumentó hace dos meses y ya arrojó los primeros resultados: se descubrieron casi 200 “ñoquis” y otras 700 irregularidades.
Según publica hoy el diario La Nación, en la Cámara de Diputados se instrumentó el 1° de noviembre pasado; en el Senado arrancó el 1° del mes último, al igual que en la Biblioteca del Congreso, la imprenta y en la sede de la obra social.

El sistema biométrico que se implementó modificó el paisaje habitual del Congreso, con pasillos inundados de empleados y los cafés de la zona, con viejas caras que se reencontraron, después de años.

En la actualidad trabajan unas 16.500 personas en todas las reparticiones que componen el Parlamento argentino: en el Senado el plantel es de 5020 empleados permanentes y temporarios, mientras que en la Cámara de Diputados es de 5589 agentes.

Con el nuevo sistema, las actuales autoridades pretenden efectuar una primera poda de personal; este año se complementará con retiros voluntarios y jubilaciones anticipadas.

En Diputados, el control de presentismo detectó 190 personas que no fueron nunca a trabajar en los dos últimos meses; a 160 ya se les inició el trámite de cesantía, mientras que las otras 30 decidieron cortar por lo sano y presentaron su renuncia, detalla La Nación.

Además, se detectaron 83 agentes que faltaron al trabajo más de diez días seguidos sin presentar la justificación correspondiente y otros 77 que faltaron cinco días consecutivos, también sin la respectiva justificación.

El control del presentismo cuenta con el apoyo de todos los bloques parlamentarios, como también del gremio respectivo del sector, la Asociación del Personal Legislativo (APL).