COLOMBIA. FARC se lanzará en septiembre al ruedo político

A partir de septiembre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se convertirán en partido político, darán a conocer su programa electoral y presentarán sus candidatos al Congreso.

El anuncio fue hecho este lunes por Iván Márquez y Carlos Antonio Lozada, dirigentes del grupo rebelde, durante una conferencia de prensa en Bogotá.

 

“Para eso es que hemos pactado la paz, hemos hecho dejación de las armas para participar en política; nos dijeron: señor dejen las balas por los votos, bueno pues eso es lo que vamos a hacer, estamos aceptando esa invitación”, advirtió Márquez.

 

“Los procesos de paz -añadió- son precisamente para eso, para hacer dejación de armas y meternos con todo a la política y es lo que vamos a hacer, esas es una determinación, está en marcha y hasta pensamos que muy pocas cosas podrán obstruir este camino”, sostuvo el excombatiente.

 

Mientras que Lozada precisó que “el primero de septiembre estaremos lanzando públicamente el nuevo movimiento político”, cuyo nombre se conocerá también en ese momento.

 

Para llegar a esa instancia, las FARC realizarán un congreso a finales de agosto, también en Bogotá, que será el último como grupo rebelde y que culminará con un acto político en la Plaza de Bolívar, epicentro del poder del país, según anunciaron.

 

Lozada dijo que “todavía no hemos avanzado en la discusión acerca de los nombres de quienes pueden entrar en el escenario de lo que es ya la campaña política”.

 

El acuerdo de paz estableció que las FARC tendrán cinco escaños fijos en el Senado y otro tanto en la Cámara de Representantes (baja) durante las próximas dos elecciones legislativas.

 

En mayo del próximo año se llevarán a cabo las votaciones de Congreso y presidencia, por lo que la contienda electoral está en este momento en punto de partida.

 

Según Lozada, el nuevo partido político que los ex rebeldes le presentarán al “país” tendrá una serie de “propuestas” para que los colombianos decidan si continúan con el actual “modelo económico” y el “viejo país” o si “abren las puertas” a nuevas “fuerzas” como ellos.

 

Márquez llamó la atención sobre las “amenazas” recibidas por la dirigencia rebelde, que prefirió no especificar, y que le fue comunicada al gobierno y a los organismos de seguridad.