CHACO. Se rinde homenaje a caídos en la Masacre de Margarita Belén

Hoy se rendirá homenaje a los militantes políticos y sindicales asesinados en la madrugada del 13 de diciembre de 1976 en cercanías de Margarita Belén, en un lugar aún indeterminado pero próximo a la Ruta Nacional 11. A las 15 comenzará la concentración frente a la Casa Provincial de la Memoria para luego marchar hasta el monumento que recuerda este episodio macabro ocurrido en la última dictadura militar.

 

Con encuentros de organismos de derechos humanos y de Secretarías de Derechos Humanos de varias provincias y la convergencia de ambos espacios con expresiones políticas y sociales se avanzó ayer en la recordación del 41 aniversario de ese hecho por el que La investigación judicial continúa porque hay colaboradores civiles y funcionarios judiciales implicados y la restitución de los cuerpos de asesinados que permanecen desaparecidos.

 

En el 41° aniversario de la Masacre de Margarita Belén recordarán hoy a los caídos con un acto frente al monumento ubicado al acostado de la ruta nacional N° 11.

 

También se realizará hoy el descubrimiento de baldosas de la memoria en homenaje a militantes ex presos políticos y militantes de HIJOS fallecidos.

 

LOS HECHOS. Se conoce como “Masacre de Margarita Belén” a la tortura y posterior asesinato de un grupo de detenidos políticos en un operativo conjunto del Ejército Argentino y la Policía del Chaco realizado el 13 de diciembre de 1976, en Ruta 11 – en cercanías a la localidad de Margarita Belén. Este fusilamiento clandestino fue disfrazado de enfrentamiento durante el traslado de los detenidos desde la ciudad de Resistencia a Formosa.

 

Con distintos documentos oficiales de la dictadura prueban el alto grado de planificación que tuvo la Masacre. Durante la tarde del domingo 12 comienzan los preparativos en la Alcaidía, donde son concentrados detenidos políticos trasladados desde la prisión U7 y de la Brigada de Investigaciones. A partir de las 20 h del domingo comenzaron las torturas al grupo de recién llegados junto con presos políticos en cautiverio en la Alcaidía.

 

En horas de la madrugada el convoy del supuesto “traslado” partió hacia la ruta 11, donde los presos políticos –maniatados y extenuados por la tortura- fueron ejecutados.  El 16 de mayo de 2011 ocho militares fueron condenados a prisión perpetua por ser considerados autores materiales de los homicidios. Un policía fue absuelto por insuficiencia probatoria, lo cual fue anulado en 2016. En 2013 fue condenado un militar que no pudo ser juzgado en 2011 por encontrase en trámite su extradición desde Brasil.