CHACO. La guardia del hospital atendió más de 25 accidentados y alcoholizados

Pasó la Navidad y los accidentes de tránsito más el alcohol fueron el combo que llenó la guardia del Hospital Perrando. Según contó el jefe de guardia, Silvestre Svriz, hubo más de 25 personas atendidas que variaron entre accidentes de tránsito, alcoholizados o ambas.

 

“En el transcurso de las 24 horas hubo más de 25 accidentados, por accidentes de tránsito y por intoxicación alcohólica”, aseguró Svriz.

 

Sostuvo que las camas del Perrando fueron utilizadas casi en su totalidad.

 

El número de accidentados por pirotecnia fue cero. “No ingresaron pacientes accidentados por pirotecnia”, indicó el doctor.

 

En cuanto a la gravedad de los casos de accidentes de tránsito que ingresaron a la guardia, hubo “dos con traumatismo de cráneo grave, con ventilación mecánica que irán a neurocirugía. El resto de los accidentes tenían heridas leves, pero que demandaron el servicio de guardia, como heridas cortantes, intoxicación alcohólica”.

 

Es común que en las fiestas de Navidad ocurran accidentes por corchazos en el ojo u otra parte del cuerpo de alguna sidra o un ananá fizz. Consultado sobre esto, Svriz respondió que “no hubo ingresos de pacientes con heridas de corcho”.

 

“En el trascurso de la mañana tuvimos más de 10 accidentados en cincos horas”, añadió, y finalmente informó que “fallecidos no hubo que hayan entrado a la guardia”.