CHACO. Investigan conexión con una banda que vendía facturas apócrifas

Ante la investigación de la AFIP, el Juzgado Nacional en lo Penal Económico N° 9 a cargo del juez Javier López Biscayart ordenó la realización de 70 allanamientos en la ciudad de Buenos Aires, el conurbano bonaerense y otras 7 localidades del interior del país entre las que se encuentra Resistencia.

 

Según la AFIP, la organización delictiva abasteció de comprobantes apócrifos a más de 5.000 usuarios con el propósito de reducir la carga tributaria.

 

El objetivo de la justicia es obtener documentación probatoria del accionar de una banda que se dedicaba a la emisión, colocación y venta de facturas electrónicas apócrifas por unos 4.100 millones de pesos, accionar que se extendió por poco más de dos años.

 

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) informó hoy que en los allanamientos, en los cuales participaron más de 350 agentes del organismo y personal de Gendarmería Nacional, se secuestró una “importante cantidad de documentación y material informático que comprobaría los hechos ilícitos”.

 

Según la AFIP, la organización delictiva abasteció de comprobantes apócrifos a más de 5.000 usuarios con el propósito de reducir la carga tributaria. Durante el transcurso de la investigación se comprobó la emisión, cuanto menos, de unas 45.000 facturas apócrifas.

 

Ante la investigación de la AFIP, el Juzgado Nacional en lo Penal Económico N° 9 a cargo del juez Javier López Biscayart ordenó la realización de 70 allanamientos en la ciudad de Buenos Aires, conurbano bonaerense y localidades del interior del país, como Comodoro Rivadavia, Bragado, Bahía Blanca, Mar del Plata, Resistencia, Córdoba y Rosario.

 

Con estas acciones “se buscó obtener y resguardar los elementos probatorios que confirman la existencia y dimensión de la estructura ilícita denunciada, desenmascarar a sus jefes y organizadores, como así también facilitar las tareas de fiscalización dirigidas a determinar la real evasión de los sujetos que adquirieron los comprobantes apócrifos”.