CHACO. El Paraná a mediados de febrero saldrá del alerta

El presidente de la Administración Provincial del Agua (APA), Francisco Zisuela, comentó las últimas novedades con respecto a la crecida de los ríos y la posible llegada de lluvias a las zonas afectadas por el agua.

 

El hidrómetro de Barraqueras del Paraná marcó ayer al mediodía una altura de 6,45 metros, ya fuera del nivel de evacuación pero aún dentro del nivel de alerta (6 metros, alcanzado desde el 22 de enero).

 

El pico fue de 6,55 metros el 26 de enero a las 18, momento en que empezó a descender lentamente hasta llegar hasta ayer al mediodía a los 6,45 metros.

 

La creciente del río Paraguay afecta a las familias de Bermejo Viejo.

“En Barranqueras está en bajante, como no se registraron lluvias importantes en la cuenca del Iguazú y del Plata, va a continuar esta bajante sostenida y leve”, advirtió.

 

“El río Paraguay sigue en creciente. Aumentó 3 centímetros el río Paraguay en el Bermejo, y eso puede llegar a traer en problemas en Bermejo Viejo, si se producen lluvias importantes hay que sacar por bombeo”, resaltó Zisuela como única noticia no positiva.

 

Desde la APA esperan que para mediados de febrero la altura del Paraná en Barranqueras descienda a los 5 metros, o a lo sumo 5,5 metros.

 

En tanto, Zisuela aclaró que las lluvias que puedan caer en el área metropolitana no tienen incidencia en la crecida del Paraná, sino que son las que puedan ocurrir en las cuencas del Iguazú y del Plata las que aportarían a la crecida. Sin embargo, por el momento no hay pronósticos de lluvias en esas áreas.

 

“Ahora estamos en condiciones de recibir milimetraje alto”, alegó el funcionario destacando el buen funcionamiento de bombas de extracción.

 

CRECIENTE. Gerardo Alarcón, jefe de Prefectura en Barranqueras, comentó a este medio que respecto del río Paraguay en el registro de Puerto Bermejo, la altura en el hidrómetro era de 6,73 metros ayer a las 6. En 1983 se registró la máxima histórica de 9,5 metros. Según el plan de inundaciones, en 6,5 se ingresa a etapa de alerta y en 7 metros en evacuación.

 

La tendencia aguas arriba del Paraguay sigue en creciente. El hidrómetro en Bermejo marcó 6,73 de creciente con respecto a la medida de anteayer a las 18 de 6,7 metros. De esta manera, de haber lluvias importantes, la zona de Bermejo Viejo tendría dificultades.

 

En Puerto Bermejo se encuentra afectada la zona de Puerto Viejo, con 40 familias damnificadas que fueron asistidas con mil bolsas de arenas, según datos oficiales. El gobierno se encuentra realizando tareas de prevención.