CHACO. El desmote del algodón estará complicado en esta campaña

Un puñado de desmotadoras del Chaco, la mayoría ubicadas en el sudoeste, hacia donde se trasladó la siembra de algodón, comenzarán la campaña 2016/2017, con una fuerte incertidumbre respecto a la cantidad de materia disponible.

Una de las localidades de mayor concentración de plantas de desmote es General Pinedo, ubicada a unos 175 kilómetros de Sáenz Peña y 335 de Resistencia, a la vera de la Ruta Nacional 89.

 

Allí, la firma Vicentín S.A.I.C. ubicó tres plantas, que trabajando a pleno, pueden producir hasta 980 fardos diarios, en tanto que también en esta localidad, la empresa Tipoití, instaló su planta con una capacidad de desmote de 350 toneladas, es decir, 350 fardos aproximadamente.

 

El sudoeste no es el mismo de hace quince años atrás. General Pinedo es la localidad que se ha visto beneficiada con la inversión privada.

 

El centro de desmote se fue desplazando, pero también se desplazó el centro de producción, y entre las razones de este fenómeno, se encuentran el deterioro de los suelos, como principal ingrediente en la zona de Sáenz Peña y también en Villa Ángela.

 

Cabe indicar que el trabajo que hacen las desmotadoras es el primer proceso de industrialización del algodón. Una vez finalizada la cosecha, el algodón en bruto es procesado para separar la fibra de la semilla.