BRASIL. El Cristo Redentor se quedó a oscuras

La Arquidiócesis de Río de Janeiro, cuyo titular es el cardenal Joao Tempesta, informó que los desperfectos habían comenzado en la madrugada del lunes.

La crisis llegó a lo alto del cerro Corcovado en la noche del lunes cuando quedó a oscuras el Cristo Redentor, el monumento que simboliza a Río de Janeiro y Brasil, que presenta fisuras y goteras por falta de mantenimiento.

 

La imagen del Cristo desapareció del paisaje carioca desde el atardecer hasta las 21.20 horas (2320 GMT) cuando las luces se encendieron por unos minutos.

 

Pero poco después volvieron los problemas con la iluminación que dejó sin luz al Cristo hasta cerca de las 23 horas (1 GMT).

 

La Arquidiócesis de Río de Janeiro, cuyo titular es el cardenal Joao Tempesta, informó que los desperfectos habían comenzado en la madrugada del lunes.

 

Tempesta, que es un religioso próximo al papa Francisco, inició una colecta para financiar el mantenimiento de la obra de 85 años que presenta varios problemas como goteras y grietas.

 

Equipos de la empresa de energía eléctrica Light fueron enviados hasta el Santuario del Cristo, ubicado en la base del cerro, para resolver los problemas en la estatua de 38 metros de altura y unas 1.145 toneladas de peso.

 

La falta de recursos para costear el mantenimiento del monumento es otro dato de la crisis económica enfrentada por Brasil y en particular por Río de Janeiro, donde se declaró el estado de “calamidad económica”.

 

Ante la falta de recursos la Asamblea Legislativa analiza el recorte de gastos, lo que incluye el retraso en el pago de los salarios.

 

La alcaldía de Río organizará una fiesta de Año Nuevo más austera, con una quema de fuegos artificiales más breve.