Bigatti: “Formosa alcanzó reconocimiento nacional e internacional con el paso del Dakar”

Destacó "apreciar la hospitalidad del formoseño, como aplaudían y vitoreaban con esa gente que venía en su moto o auto desde lejanas partes del mundo".

El empresario Luis Bigatti, cuya estación de servicio tuvo un sitial preponderante en el transitar del Rally Dakar por Formosa, dado que allí fue parador de conductores y abastecedor de combustibles, y también fue punto confluyente del paso de vehículos y centenares de personas, califico de “todo un éxito lo vivido”.
Refirió a que “Formosa alcanzó reconocimiento nacional e internacional con el paso del Dakar por aquí”, subrayando la labor “coordinada y eficiente” de estamentos como Turismo de la Provincia, Vialidad, municipio, Policía y Gendarmería, la gente de YPF a nivel nacional.
Destacó asimismo apreciar la hospitalidad del formoseño, como aplaudían y vitoreaban con esa gente que venía en su moto o auto desde lejanas partes del mundo. Una alegría contagiosa y que fue valorada por muchos de los conductores.
Resaltó como muchos de los pilotos que descendieron de sus motos o cuatriciclos, o de otros vehículos, se encontraron con una “tremenda generosidad del formoseño”, y servicios como traductores e incluso un sector donde podían cambiar dólares o euros. “Esto fue muy destacado a nivel mundial, y eso nos pone muy felices, porque demuestra capacidad y ganas de hacer bien las cosas de mucha gente, que hizo que todo saliera de manera excelente y Formosa quedara muy bien ante la mirada nacional y del mundo”, significó.
Para el empresario, lo que “mas trascendió a nivel mundial es esa generosidad inmensa que caracteriza al formoseño”, contando el caso de un chico que se acerco y le regalo una bandera argentina a un corredor y se retiro corriendo. El corredor lo siguió y lo invito a que subiera al auto, y ahí se estableció un vínculo maravilloso, que resume mucho de lo que vivimos”.
Contó asimismo el momento en que llego un joven competidor ruso y se sorprendió cuando se le acerco un traductor y le hablo en su idioma, y a través de eso pudo conocernos un poco más.
“Tomaron mucha agua mineral, le proveímos de hielo, aunque también consumieron mucho café, y también algunos sándwiches, y aprecio que se fueron muy conformes y sobre todo contentos por el cariño de la gente”, evaluó Bigatti.
Sostuvo que “esta gente que vino aquí trasmite todo lo vivenciado, y sumado a los enormes potenciales que tenemos en la provincia, sobre todo con nuestras bellezas naturales intactas, creo que hicimos bien las cosas para que se nos mire muy bien”.