Ataque suicida en Lahore dejo 69 muertos

Entre las víctimas hay, además de un gran número de mujeres y niños, 51 cristianos.

Al menos 69 personas, en su mayoría mujeres y niños, murieron en un ataque suicida perpetrado en un parque público, en el Pakistan Central, de la ciudad paquistaní de Lahore, donde familias enteras celebraban la Pascua.

 

Entre las víctimas hay, además de un gran número de mujeres y niños, 51 cristianos, refirió a ANSA una ONG que se ocupa de los derechos de las minorías religiosas.

 

Se estima que hay cerca de 300 heridos, de los cuales 157 son cristianos, según los últimos datos difundidos.

 

La explosión, de fuerte intensidad, ocurrió cerca de un ingreso del Gulshan-i-Igba Park, situado en el área de Igbal Town, un popular encuentro dominical y particularmente abarrotado hoy en ocasión de la festividad cristiana.

 

El kamikaze que se inmoló pertenece al grupo Jamatul Ahrar, vinculado al principal grupo talibán paquistaní Tehrik y Taliban Pakistan (Ttp), el cual reivindicó hoy el atentado, informó Dawn Tv.

 

Los sobrevivientes dijeron haber visto los cuerpos destrozados por la explosión tirados en charcos de sangre. Para transportar los numerosos heridos al hospital se utilizaron los taxis y los vehículos estacionados a la salida del parque.

 

Xavier P. William, presidente de la ONG Life For All Pakistan, condenó con dureza la masacre, recordando que “la Pascua celebra la victoria de la vida sobre la muerte, pero este acto de inhumana brutalidad transformó este día de alegría en un día de luto”.

 

Entretanto la policía confirmó la presencia de un atacante suicida que se hizo explotar cerca de un ingreso, mientras la multitud estaba por salir.