Argentina deberá esperar a 2018 para ascender a la clasificación de “mercado emergente”

El banco de inversión Morgan Stanley decidió hoy mantener en revisión la reclasificación de la Argentina como "mercado emergente" y anunció que esta posibilidad será tratada el año próximo "como parte de la revisión anual de calificación de mercado 2018".

De esta forma, la Argentina seguirá dentro de la categoría de “mercado periférico” a pesar de que Morgan Stanley reconoció los cambios implementados por el país “desde diciembre de 2015 cuando el Banco Central Argentino abolió las restricciones cambiarías y los controles de capital que habían estado en vigor en los últimos años”.
La expectativa local e internacional estaba puesta en la posibilidad de ingreso de flujos provenientes de fondos institucionales internacionales que pueden invertir en posiciones de países emergentes y que por un cuidado de calidad de las inversiones los mercados de frontera quedan fuera de esta posibilidad.
Los analistas estimaban que si la Argentina entraba al índice de mercados emergentes con un 0,4% de participación, tal como figuraba en los papeles previos dados a conocer por el MSCI (Morgan Stanley Capital International), los ingresos de flujos a activos argentinos podían llegar a ser mayores a u$s 1.000 millones.
La mayoría de esos fondos podían ir a acciones de empresas argentinas que cotizan en Nueva York, que cotizan a través de las ADRs, que en las últimas horas de la operación de hoy comenzaron a sufrir un revés tras iniciar la rueda con subas generalizadas. En este contexto, sólo 5 ADRs lograron cerrar con signo positivo.
En ese lote se ubicaron los papeles de Banco Macro, que terminó con un alza de 2,49%; seguida por YPF que avanzó 2,20%; Globant, 1,05%; Cresud, 0,46% y Edenor, 0,09%.
Por el contrario, las bajas fueron encabezadas por Tenaris, que cayó 2,07%; Pampa retrocedió 1,77%; Ternium bajó 1,72%; Grupo Financiero Galicia, -1,62%; y Petrobras, -1,58%, entre las principales caídas de la rueda.
El papel de YPF, el principal papel argentino en el exterior, fue un fiel reflejo de la forma en que impactó la decisión de Morgan Stanley de postergar hasta 2018 la recalificación, ya que en el “after market” -que refleja las negociaciones en el mercado electrónico tras el cierre formal de la operatoria- retrocedía más de 10%, mientras que la acción de Edenor marcaba un rojo de 9,9%. Este cambio de tendencia obedeció a que Morgan Stanley dio a conocer la postergación pasadas las 17.30, tras el cierre de las operaciones en Wall Street.
Tras esta decisión, los analistas del mercado doméstico, que ayer no operó por el feriado del Día de la Bandera, advirtieron que el Merval podría profundizar mañana la tendencia negativa que inició la semana pasada que se revirtió parcialmente entre el viernes y el lunes, ante la expectativa de un ascenso en la categoría a “mercado emergente”.