Amalia Granata denunció amenazas contra ella y su familia

0
57

Su irrupción en la política despertó miradas de recelo y mucha ironía en un primer momento, pero lo cierto es que, a fuerza de trabajo y sacrificio, Amalia Granata (36) logró instalarse como una opción válida para los santafecinos a la hora de los próximos comicios.
Sin embargo, su presencia en la escena política parece molestar a ciertos sectores. Por lo menos, así lo siente la ex modelo, quien denunció que sufrió distintos tipos de amenazas.
“He recibido llamados telefónicos intimidantes contra mí y contra mi familia, que es lo que más me preocupa, la llamaron a mi mamá diciéndole que tenga cuidado con su hija”, confesó la candidata a diputada por el espacio UNA Santa Fe Renovada, a quien lo que más la afectó es el temor que siente su heredera, Uma (9).
“Lo comenté con Leo (Squarzon, su pareja y padre de su hijo menor, Roque) y Uma me escuchó, sin que me de cuenta. Ahí me abrazó y me dijo que tenía miedo que me hagan algo, me tocó una fibra sensible y me salieron las garras”, relató la conductora, quien, sin embargo, ratificó su decisión de seguir adelante con sus convicciones.
“Eso me mató, ahora más que nunca no me van a bajar”, sentenció, para luego trazar un análisis más profundo de la situación. “Me están haciendo sentir el rigor de la vieja política, pero no voy a bajar los brazos. De los debates con candidatos y ciudadanos participan las 5 estructuras más grandes y no me quieren invitar, se ca… en las 50 mil personas que me votaron”, lanzó, y, a modo de cierre, se refirió a las entrevistas que viene brindando la ex presidente, Cristina Kirchner (64).
“A mí me parece que le resta a esta nueva Cristina, que no es Cristina. Este nuevo personaje inventado por un consultor le está dando hasta una ayuda al gobierno con toda esta paparruchada, verla abrazar a la gente cuando nunca la abrazó, verla vestida de pobre”, disparó.
“Creo que en el fondo ella se cholulea, le gusta que todos se peleen por entrevistarla y que la reciban como si fuera una estrella de cine. Se mareó y se olvidó que es candidata a senadora, no Britney Spears (35)”, concluyó con ironía.