Agua potable: Crecimiento del 530% en la producción y 116% en extensión de cañerías

“Determinante social fundamental en mejorar la calidad de vida de las personas”, dijo el titular del SPAP.

“El acceso al agua potable es uno de los determinantes sociales fundamentales para que las personas mejoren su calidad de vida. Por eso este salto cualitativo que se ha dado en esta faceta del saneamiento provincial es decisivo: Un crecimiento del 530% en la producción de agua potabilizada y un 116% de desarrollo en la extensión de cañerías, son logros que permitieron subsanar las desigualdades sanitarias existentes”, fue expuesto desde el Servicio Provincial de Agua Potable y Saneamiento.

En ese sentido, fue significado que “se producen a diario más de 321 millones de litros de agua potable. Es decir que en las últimas dos décadas  hubo un crecimiento en este aspecto fundamental como determinante social en la mejor calidad de vida de la población, del 529%”.

Otro dato que sirve para ilustrar la dimensión del salto en materia de saneamiento esta dado en el “116% de mejora en la extensión de cañerías que transportar el vital liquido potabilizado. Es que en el año 1995 Formosa disponía de 988.816 metros de cañerías, pasando al 2016 a una extensión de 2.134.781 metros”, agregándose que “las conexiones domiciliarias pasaron de las 70.351 a 116.409, un salto del 65%”.

“Tenemos setenta plantas de agua potable y una decena de centros de distribución, o sea que se cubre todo el territorio formoseño”, consigna el  administrador general del SPAP, ingeniero Julio Cesar Vargas Yegros.

“Incluso en materia de cloacas se avanzo muchísimo: Fíjese que en Clorinda se llego a más del 70% de cobertura, en El Colorado a casi el 60%, en Laguna Blanca un 83% y en la ciudad capital un 68%, o sea una mejora muy pronunciada respecto a dos décadas atrás donde era mínima la cobertura en saneamiento”, amplio.

Comentó que una de las nuevas plantas que el gobernador Insfran estuvo recorriendo días atrás fue la de Laguna Naineck que ya fue puesta en servicios hace algún tiempo. Indicó que existen nuevas plantas ya funcionando en Comandante Fontana, Ibarreta y El Potrillo, la de Palo Santo que fue ampliada con una serie de obras complementarias entró en servicio, lo mismo que los trabajos de optimización en la de Villafañe, la de General Güemes lista y en etapa de pruebas. Esta ultima cuando entre a funcionar en el primer semestre de 2018 aunque estará a prueba este verano, podrá producir tres veces más la cantidad de litros por hora de agua potable actual, y podrá satisfacer la actual demanda.

El informe, proporcionado por Vargas Yegros revela que “además tenemos otras obras en construcción en importantes estado de progreso, como la nueva plantas potabilizadoras de Las Lomitas (400 mil litros/hora). Dijo  que este proyecto  se avanza en etapa dada su magnitud”.

Tomando la capacidad de producción actual de agua potable en todo el territorio formoseño, se cuantificaran en más de 321millones de litros diarios, que por supuesto son más e irá creciendo cuando las nuevas plantas vayan entrenado en servicio. Todas tienen un común denominador: “Se ejecutan íntegramente con fondos provinciales y están diseñadas para un horizonte de crecimiento poblaciones de 20 años”.

 

Acerca de los centros de distribución, puso en valor los mismos poniendo como ejemplo que permiten abastecer de agua potable a comunidades aborígenes como La Primavera, Juan Bautista Alberdi y Bartolomé de las Casas, a través de acueductos que parten desde las plantas de Laguna Blanca, Estanislao del Campo y Fontana, respectivamente. En estas tres poblaciones indígenas se han ejecutado importantes centros.

Insistió en marcar la enorme transformación  que ha tenido el servicio de saneamiento en general y el agua potable en particular.  A modo de “ejemplos emblemas” de lo que ha sido la transformación del sector, señalo las plantas de agua potable y redes de distribución de Formosa y Pirane, la de Clorinda en marcha.

Sostuvo que “el acceso al agua potable y obras de saneamiento, son también prioridades de nuestro gobierno, atento a su impacto en la salud y calidad de vida de la población”, aludiendo a que “por eso continuaremos con la construcción de nuevas plantas potabilizadoras y obras de mejoramiento de diversa índole en casi todas las localidades”.