Abigeato: Coincidencia de sectores en la necesidad de mantener la salubridad de la población

Se abordo el tema de abigeato y ordenamiento de la faena, oportunidad en que los asistentes coincidieron en la necesidad de cuidar toda la cadena alimentaria de la carne.

Productores pecuarios a través de sus dirigentes ruralistas, representantes de organismos provinciales y nacionales, tuvieron como punto en común que la cadena alimentaria debe cuidarse desde su origen hasta la mesa de los consumidores.

Fue en el marco de la reunión en la Sociedad Rural de Formosa donde se abordo el tema de abigeato y ordenamiento de la faena, oportunidad en que los asistentes coincidieron en la necesidad de cuidar toda la cadena alimentaria de la carne, desde su procedencia hasta su destino final en las carnicerías y supermercados.

Participaron de la reunión representantes de productores nucleados en varias Sociedades Rurales del interior además de la anfitriona, el subsecretario de la Producción Sustentable, Alejandro García, el representante del Plan  Belgrano en la provincia, Blas Hoyos, el delegado local de la secretaria de Agricultura Familiar, Raul De la Tabla, Jefe de la agrupación VI de Gendarmería Nacional, comandante mayor, José Luis Caligari, legisladores, representantes de organismos provinciales (Defensoría del Pueblo) y nacionales (Renatre, Ruca, SENASA) y productores  agropecuarios.

Fue unánime la opinión acerca de la necesidad de combatir fuertemente el tema de abigeato, buscando una fuerte aplicación del Código Procesal Penal de la Provincia por parte del Poder  Judicial, el equipamiento y la dotación de persona a las fuerzas de seguridad provincial y nacionales, especializados en ese delito, la necesidad de controlar en forma constante las rutas a fin de evitar la comercialización ilícita de vacunos,  el evitar carnear dentro de los establecimientos ganaderos con destino a carnicerías y la necesidad de habilitar los mataderos municipales y los frigoríficos existentes en la provincia.

Todas estas acciones deben conducir a evitar la comercialización de carne  de dudosa procedencia que no solo perjudica económicamente a los gobiernos provinciales y nacionales, a los productores  sino constituye una amenaza a la salud de la población.

“Una carne de dudosa procedencia no tiene las garantías de salubridad necesarias para asegurar a la población, el consumidor final, la calidad y aptitud necesaria”, se expusoesentes.

De allí, la necesidad de controlar la salida y los destinos de los mismos de cada establecimiento, cumpliendo con todas las documentaciones exigidas, el tener un matadero o frigorífico habilitado ubicados estratégicamente en nuestra provincia, a su vez pudiendo  abastecer a comunidades más pequeñas , además de los correspondientes controles sobre carnicerías y medios de transporte entre otras acciones, disminuiríamos notablemente el delito de abigeato y aseguraríamos carnes salubres a nuestra comunidad.

Se volvió a resaltar acerca del valor de los controles entre las distintas fuerzas sobre zonas de frontera, además se trabajó sobre varios aspectos no sólo sobre el hurto y la inseguridad de nuestros campos (que afecta a pequeños, medianos y grandes productores), sino también sobre las consecuencias que  pueden acarrear en la salud pública, de allí la importancia del funcionamiento los mataderos municipales con áreas específicas de control.

Asimismo, se destaco la tarea de la Policía de Formosa, principalmente a la Unidad Especial de Asuntos Rurales (UEAR), sugiriendo también mayor participación de las fuerzas de seguridad federales tales como la  Prefectura Naval  en nuestros ríos y Gendarmería en las rutas.

A su vez, se exhortó a que los jueces cumplan con lo establecido en el Código de Procedimiento Penal, en los temas tales como la caución real y la necesidad de actuación de fiscales para profundizar las investigaciones y que las mismas concluyan con la resolución final de la causa.